Todo apunta a que en la reunión de mañana van a llegar a un acuerdo y, una vez más, algunos sindicatos van a aceptar la principal propuesta de la Asociación Espainola Banca (AEB), para que el control de jornada se haga de forma “auto-declarativa”, es decir, que no exista control real de la jornada.

Como ya hemos manifestado en repetidas ocasiones, desde LAB entendemos que esa fórmula es un fraude, que no cumple con la directiva europea ni con el decreto que en el Estado español obligaba a que, desde el pasado 12 de mayo, estuviera en marcha dicho control de forma objetiva y fiable.
Han pasado ya casi cuatro meses y las cosas siguen igual, se continúan realizando miles de horas extras que, ni se cotizan a la Seguridad Social, ni mucho menos se compensan o se pagan.

Ahora van a intentar lavarse la cara, tanto patronal como algunos sindicatos, mediante un acuerdo para justificarse. Un nuevo acuerdo con esos sindicatos, muy posiblemente los mismos que durante tantos años han venido aprobando los EREs, los recortes en convenios… que no va a garantizar el control real de la jornada al dejar en manos de cada trabajadora o trabajador que indique y marque la jornada que desee, aunque luego dirán que es la que ha realizado.

Si hasta hace algunas fechas todos los sindicatos coincidíamos que se realizan muchas prolongaciones de jornadas, muchas horas extras, en banca, aunque oficialmente la AEB diga lo contrario, y que había que ponerle freno y controlarlas, algo que era el objetivo del decreto ya en vigor ¿a qué viene ahora aprobarle a la patronal una formula auto-declarativa que todas y todos sabemos que no garantiza dicho control?

Nada ha cambiado desde que hace varios años se abordara este tema, la misma pretensión Patronal antes y ahora. Antes todos y todas rechazábamos la fórmula auto-declarativa, pero ahora las cosas parece que pueden cambiar.

Sin embargo, con el Decreto, tenemos más oportunidades para controlar de verdad, y que no se continúe haciendo fraude y, es por ello, que no podemos aceptar, bajo ningún concepto, que se pueda vulnerar la letra y hasta el espíritu de la medida y pretendan aceptar ahora la autodeclaración. ¿Es fiable un sistema que deja en manos de cada empleada o empleado el indicar qué jornada ha realizado?

Entendemos que no, y así lo volvemos a manifestar. No hay que “esperar” a que cada uno o una marque la jornada realizada, desgraciadamente sabemos que ahora son muchísimas las personas que trabajan más allá del horario que tienen establecido ¿Quien va a decir que no lo sigan haciendo, aunque registren la jornada “legal”?

Dejar en manos de cada una o uno dicho registro no cumple con el decreto y con la directiva del Parlamento Europeo que obligan a que sea objetivo y fiable.

No hay excusas, si como afirman se va a utilizar una herramienta telemática, lo más fácil es que dicha herramienta se conecte con los medios tecnológicos que la plantilla utiliza, ordenador con su clave individual, móvil, tablet… y no esperar a que cada uno o una tengamos que “registrar” la jornada realizada.

Estamos convencidas y convencidos de que un acuerdo así sería impensable en Euskal Herria, es hora de negociar aquí las condiciones de todas y todos los trabajadores de banca vascos y vascas.