Este 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTBI+, LAB estará en la calle apoyando las reivindicaciones del colectivo. Como hemos dicho muchas veces, el mercado de trabajo no es un marco cómodo y seguro para la mayoría de los trabajadores y trabajadoras. La precariedad implica inseguridad, deterioro de las condiciones de trabajo y falta de oportunidades para defender los derechos. Si esta realidad es difícil para todos y todas, qué decir de quien está fuera de la heteronormatividad. Como indica el lema, el mundo laboral es un gran armario. La discriminación en la contratación, los problemas en el lugar de trabajo y la falta de normativa y políticas que protejan contra las agresiones LGTBI+fobas son una realidad.

En estos últimos meses, vemos que las leyes trans se discuten y se aprueban, pero frente a los ataques al colectivo, en lo que al mundo laboral se refiere, no hay ningún paso real.

Queremos subrayar que los planes o proposiciones de ley existentes no van a llegar al mundo laboral, reconocen uan realidad que no va a ser asumida por la patronal, no va a reconocer ni proteger al colectivo LGTBI+. Llevamos años desarrollando en las empresas propuestas a favor de las identidades sexuales y de género, pero tenemos muy claro que si acabar con la discriminación sigue en manos de las empresas, el reconocimiento de los derechos formales seguirá siendo un mero formalismo.

El 28 de junio el eje debe ser el orgullo. Todas las personas que están en los márgenes tenemos que tomar las calles y cómo no, los centros de trabajo. LAB tiene muy claro que el camino será largo, pero como hemos dicho muchas veces, nosotras estamos para luchar por los derechos de todos y todas las trabajadoras. También estamos denunciando las discriminaciones y trabajando propuestas para cambiar el mundo laboral, para que el colectivo LGTBI+ no tenga que esconder su identidad de género u orientación sexual.

Asimismo, en el próximo 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTBI+, LAB quiere hacer un llamamiento a todos los trabajadores y trabajadoras a participar en las movilizaciones organizadas en las capitales y pueblos por parte de las coordinadoras del 28-J.