En septiembre de 2017, en las primeras elecciones que se celebraron en la empresa agroalimentaria Huerta de Peralta, se dieron unos resultados que hicieron mucha ilusión en LAB, ya que se obtuvieron 6 delegados, por 2 de CCOO y 1 de UGT. Hicieron ilusión por la situación geográfica de tan magníficos resultados y porque la mayoría de las y los trabajadores de Huerta de Peralta son personas migrantes en grave situación de explotación.

"Antes de las elecciones la situación era mala", relata el delegado de LAB Mustafa Ourho. "Gracias a la acción sindical de LAB, y mediante demandas, hemos conseguido cambiar muchas cosas. Antes estábamos trabajando la mayoría con contrato temporal, solo un 10% tenía contrato fijo discontinuo. Antes nos pagaban por hora trabajada, pero no teníamos vacaciones pagadas, ni días de fiesta. Ahora se ha notado mucho la acción de LAB. Nos han hecho contrato fijo a la mayoría", explica el representante del sindicato.

Ha quedado demostrado que la organización y la lucha traen sus frutos. "Ahora cobramos mediante la nómina. Nos pagan las fiestas. Y ahora trabajamos 7 horas diarias, no 11, 12, 13 o 14 como antes. Se ha notado mucho", reitera Ourho.

Éxito de la huelga
El apoyo recibido por las y los trabajadores de Huerta de Peralta ha quedado reflejado estos días en las movilizaciones realizadas para denunciar la dinámica represiva de la empresa. Concretamente, las y los trabajadores de la empresa agroalimentaria llamaron a la huelga el 12 de noviembre, y la convocatoria resultó todo un éxito: tuvo un seguimiento del 100% en la sección del campo y un 80%, en general.

La huelga fue convocada para denunciar los despidos promovidos por la empresa, según explica El Houssine Yagoubi, presidente del comité de empresa: "En los últimos cinco meses, han despedido a ocho trabajadores, entre ellos, un delegado. Debemos defender los derechos de los trabajadores".

Y es que la organización y la lucha son el camino para defender los derechos y las necesidades de las y los trabajadores. La lucha de la plantilla de Huerta de Peralta es un ejemplo.