El 1 de octubre es el Día Internacional de las Personas Mayores. Desde el Area de personas mayores y pensionistas de LAB, en vísperas de este día internacional, apostamos por la calidad en la atención debida a las personas mayores, garantizándoles una vida en condiciones dignas, libres de situaciones de pobreza y dependencia sin cubrir.

Exigimos a las Instituciones que no abandonen a ese casi 25% de la población, que tiene cada vez más necesidades y que no son atendidas. Es por ello, que seguimos trabajando el contenido de la Carta de Derechos de las Personas Mayores y Pensionistas, donde entre otros, reivindicamos los siguientes puntos:

• Derecho a una vida digna: independencia personal, ingresos suficientes, alojamiento acorde a nuestra condición física, garantías de alimentos, vestido etc, así como el acceso pleno a nuestra cultura y, nuestra lengua.

• Igualdad de derechos y obligaciones entre hombres y mujeres: derecho al descanso por igual, asumir tareas domésticas por igual, y luchar para erradicar la lacra de los malos tratos contra las personas mayores.

• Derecho a un Sistema Vasco de Protección y Seguridad Social, Sanidad gratuita pública y de calidad.

• Vivienda adaptada a nuestras condiciones físicas; accesibilidad y movilidad en la vivienda y su entorno.

• Necesidad de regular, ordenar y gestionar nuestras pensiones en Euskal Herria. Queremos que donde, hemos trabajado, cotizado, y vivimos, sea donde se determinen los aspectos de nuestras pensiones.

• Un sistema tributario progresivo: donde quienes más tienen y ganan, más paguen. Reivindicamos un sistema basado en la justicia social.

• Derecho de participación: Se debe respetar y garantizar nuestro derecho a participar y decidir en todas las cuestiones que nos afectan. Quienes conocemos nuestra problemática, carencias y necesidades reivindicamos el derecho a participar y a ser consultados y consultadas.

Por todo ello, desde LAB, reivindicamos en este día el derecho de las personas mayores a vivir con dignidad, a tener cubiertas todas nuestras necesidades y a que las instituciones cumplan con sus obligaciones y no sigan recortando nuestros derechos.