Para detener la destrucción de empleo que se está dando en los últimos meses y para dignificarlo, planteamos en enero la necesidad de unir fuerzas y crear un muro sindical y social. Al hilo de esta iniciativa, la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, y el secretario de Negociación Colectiva y Acción Sindical, Xabier Ugartemendia, han comparecido para informar sobre la ronda llevada a cabo con los sindicatos para compartir nuestras reflexiones. Pese a que en los contactos ha quedado claro que cada sindicato tiene una estrategia diferente, hemos remarcado que la reflexión impulsada por LAB está dando sus frutos. Las y los trabajadores han entendido muy bien el mensaje, y, por encima de siglas, han considerado que la lucha en defensa del empleo es imprescindible y que la lucha no empieza ni acaba en el centro de trabajo. «Tienen muy interiorizada la importancia de la solidaridad».

Se están llevando a cabo numerosas movilizaciones en defensa del empleo. Aunque se han realizado en diferentes formatos, en todos ellos la respuesta ha sido masiva. En palabras de Garbiñe Aranburu, «Hay que defender el empleo presente y futuro. Hay que apoyar a esas y a esos trabajadores en lucha. Estas luchas tanto empresariales como sectoriales tienen que tener una dimensión social y esas luchas hay que acompañarlas con dinámicas ciudadanas, haciendo diseños movilizadores para ello».

La secretaria general ha explicado que en las últimas semanas ha habido diferentes modelos de movilización «y todos son válidos para LAB». En este sentido, ha recordado la manifestación unitaria del 30 de enero en Gasteiz, convocada por diferentes comités de empresa; la jornada de movilización en Aiaraldea, con la participación activa de la mayoría sindical vasca; y la multitudinaria movilización de las y los trabajadores de ITP en Barakaldo, entre otras dinámicas.

Se están trabajando otras convocatorias, y hay otras peleas en marcha, tales como la huelga convocada por los sindicatos para el 22 de abril en todo el sector público.

«La reflexión que hemos hecho está dando resultados. Por encima de las discrepancias entre los sindicatos, se está articulando la respuesta en defensa del empleo», ha señalado Garbiñe Aranburu.

Sin mirar a Madrid

Tenemos que mirar menos a Madrid y prestar más atención a Euskal Herria. Aquí, tenemos una realidad sindical y social diferente, una fuerza distinta para hacer frente a las pretensiones de la patronal. Estamos enviando un mensaje claro a las patronales Confebask y CEN: tienen medios legales para despedir a las y los trabajadores muy fácilmente, pero no podrán aprovecharse de las reformas.

En este sentido, en los centros de trabajo estamos actuando y actuaremos de la siguiente manera:

-Se están poniendo en marcha luchas ejemplares en las empresas donde se presentan EREs. En varios casos, el ERE acaba sin acuerdo porque los sindicatos no estamos dispuestos a facilitar despidos en empresas que han obtenido beneficios y repartos de dividendo en los últimos años. ITP, Aernnova, Tubacex y Gestamp son algunos ejemplos. En caso de que finalice el ERE sin acuerdo y se materialicen los despidos, defenderemos esos puestos de trabajo en los juzgados y a través de movilizaciones. Las empresas tienen que tener muy claro que no vamos a aceptar despidos.

-En cuanto a los ERTE, acordaremos medidas para garantizar el empleo. Toda empresa que quiera recurrir a un ERTE debe manifestar un compromiso claro de mantenimiento del empleo.

Garbiñe Aranburu ha precisado que la destrucción de empleo no se da solo en las grandes empresas industriales, ya que el modelo de relación laboral que se ha implantado ha creado un empleo muy frágil, que perjudica sobre todo a jóvenes y mujeres. En estos sectores también estamos promoviendo y articulando luchas.

Al fin y al cabo, LAB seguirá luchando por dignificar el empleo y parar su destrucción, y participará en las diferentes movilizaciones al respecto. «La respuesta la estamos creando de abajo arriba. Estamos construyendo el muro sindical y social en defensa del empleo de eskualde en eskualde, de pueblo en pueblo», ha añadido la secretaria general.