En la reunión bilateral realizada esta primavera después de que el Gobierno Vasco anunciara su intención de poner en marcha el diálogo social, el sindicato LAB puso sobre la mesa un planteamiento muy claro: la necesidad de abrir un debate con el fin de superar la reforma laboral y construir un marco de relaciones laborales propio y nuevo, entendiendo la superación del modelo actual y la construcción del nuevo modelo que reclamamos como fruto de todo un proceso.

En la propuesta presentada por el Gobierno Vasco no existe ninguna posibilidad de avanzar hacia un nuevo marco de relaciones laborales:

-Consolida el actual marco de relaciones laborales que extiende el desempleo y la precariedad, sin propuesta alguna para superar la reforma laboral. En ese marco NO PUEDE HABER UN NUEVO MODELO.

-Carecemos de medios para construir un nuevo modelo, no tenemos competencias. En ningún momento se plantea esto como un problema. EN LA PROPUESTA DEL GOBIERNO VASCO NO SE CONTEMPLA LA CONSTRUCCION DE UN MARCO VASCO.

Por lo tanto, la mesa de diálogo social que el Gobierno Vasco pretende impulsar no está pensada para llevar a cabo el debate que este pueblo necesita y LAB no participará en ella.

LAB ha solicitado al Departamento de Empleo una reunión para valorar su propuesta y hacer peticiones concretas:

-Que no convoque la mesa de diálogo social con la minoría sindical, porque no traerá ningún beneficio para la clase trabajadora.
-Que abra un proceso de debate para construir un marco de relaciones laborales propio y nuevo. El punto de partida para abordar este debate tiene que basarse en un nuevo modelo que deja a un lado la reforma laboral y que aborde la construcción de un marco vasco.

Una vez realizada la reunión con el Gobierno Vasco LAB dará a conocer su valoración en una comparecencia pública.