LAB se planta y se marcha de la reunión convocada por Educación para hacer del PAI un nuevo modelo educativo. Nosotras apoyamos el multilingüismo, pero siempre y cuando no atente contra las lenguas propias, como es el euskera.

El Departamento de Educación ya se ha puesto en marcha para elaborar un decreto foral que regule el programa PAI (Programa de Aprendizaje de Idiomas) como modelo educativo. Bajo los argumentos de que es de interés pedagógico con alta demanda en la sociedad navarra y que cuenta con una experiencia reconocida, ha convocado a diferentes agentes educativos -entre ellos el sindicato LAB- para que aporten ideas que posteriormente una consultora externa analizará. Así pretenden crear una norma para los programas de aprendizaje de idiomas.

La delegación de LAB ha abandonado la reunión, ya que no apoyamos este tipo de proyectos que convierten los que hasta ahora eran “programas” en modelos que van en detrimento de la lengua oficial (no debemos olvidar que el PAI nació con la principal intención de atacar al modelo D). Es decir, con esta ley Educación equiparará los programas de lenguas extranjeras a los modelos D, G y A; consiguiendo a la vez maltratar al euskera, lengua propia de Navarra.

Desde LAB apostamos por el multilingüismo y la inmersión lingüística, pero creemos que hay que tratar las lenguas extranjeras de forma equilibrada y coherente, sin perjuicio de la adquisición de las demás competencias y del dominio de las lenguas propias, lo que actualmente no posibilitan estos programas.

Además, LAB exige al Departamento que nos facilite esos datos objetivos que asegura tener acerca de que el PAI es un programa tan pedagógico, con tan alta demanda –recordad que, tal y como lo hizo el de Castejón, en los últimos años varios centros educativos han solicitado salir del programa- y con tanta experiencia reconocida. ¿Dónde están esos informes que avalan un cambio legislativo para crear, nada más y nada menos, que un modelo educativo? Es más, existen informes del sistema educativo madrileño en contra de programas como estos por no demostrar esas virtudes pedagógicas que se les atribuyen.

Por último, desde LAB criticamos que Educación haya decidido contratar una consultoría externa para desarrollar este proyecto. ¿Acaso no cuenta el Departamento con el personal necesario para poder llevar a cabo esa labor sin tener que hacer un gasto externo?

En LAB nos parece terrible e inadmisible que el PAI se convierta en modelo lingüístico, ya que atenta contra nuestra identidad y además es un programa sin beneficio pedagógico probado. Por ello seguiremos mostrando nuestro enfado, rechazo y diremos NO al Decreto PAI, y SÍ a un modelo de inmersión lingüística que permita a todo el alumnado navarro estudiar en su lengua propia.