Desde LAB tenemos claro que la siniestralidad que está asolando Euskal Herria tiene un claro culpable, que no es otro que las ansias de ganar más y en menos tiempo por parte de algunos empresarios sin escrúpulos. Exigimos a las autoridades competentes que tomen las medidas necesarias para hacer cumplir a la empresa sus obligaciones en materia de salud laboral.

Referente al accidente laboral producido en el buque en construcción “living stone”, propiedad de la compañía DEME-Tideway, que se encuentra anclado en el muelle 2 del puerto de Santurtzi, y que ha acarreado la intoxicacion de 5 trabajadores por inhalacion de gases, queremos denunciar lo siguiente:

Tenemos constancia de que, debido a los ritmos de trabajo impuestos para cumplir los plazos de entrega, la constructora está actuando con la más absoluta dejadez con respecto a las medidas preventivas mas básicas.

Cabe destacar como incidentes previos, la inundacion de parte del buque por un escape de gas-oil el pasado domingo, que conllevó la paralización de los trabajos en caliente (soldadura, sopletes, etc) el lunes. También queremos denunciar que se estuvieran llevando a cabo trabajos de soldadura en acero inoxidable en presencia de otros trabajadores, con el consiguiente riesgo para la salud de los mismos.

Por lo tanto, con estos antecedentes, dudamos a la hora de poder calificar como “accidente” la intoxicación de 5 trabajadores ocurrida ayer mismo.

El Puerto de Santurtzi se ha convertido en un punto negro en lo referente a la accidentabilidad. Hemos solicitado a la Autoridad Portuaria de Bilbao que nos entregue la documentación que posee sobre la coordinación de actividades empresariales, debe existir una coordinación con los medios precisos para cooperar entre las diferentes empresas en la normativa sobre prevención de Riesgos Laborales.