Agentes que conformamos la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria hemos comparecido en Bilbo e Iruñea para anunciar las manifestaciones que realizaremos el 26 de mayo en Gasteiz (Virgen Blanca), Bilbo (Arriaga), Donostia (Boulevard) e Iruñea (antigua estación de autobuses), a las 19:00, bajo el lema «Bizitza duinak ez du preziorik! Frente al empobrecimiento, energía pública y reparto de la riqueza».

Estamos sufriendo una fuerte subida de precios. Nos dijeron que la inflación del año pasado (6,5%) era coyuntural. No era cierto. Y ahora, cuando el IPC interanual ha alcanzado el 9,8%, nos dicen que es culpa de Putin y de la guerra de Ucrania. Tampoco es cierto. El 70% de la subida de precios se había producido antes de la guerra de Ucrania. El origen de la inflación que estamos viviendo es estructural, ya sea por la especulación propia del sistema capitalista o por el sistema de fijación de los precios de la electricidad.

Miles de trabajadores/as, pensionistas o perceptores/as de prestaciones, especialmente mujeres, obtienen actualmente unos ingresos por debajo del umbral de la pobreza. Sin embargo, los poderes económicos y políticos quieren seguir extendiendo la pobreza, y que la riqueza se acumule cada vez en menos manos y, por lo tanto, empobreciendo aún más a la mayoría de la población, atacando el poder adquisitivo de trabajadores/as y ciudadanos/as. Por si fuera poco, ahora algunos quieren centrar el debate en la rebaja de impuestos. Con menos recaudación, ¿cómo piensan pagar los servicios públicos? Están derribando el sistema público y su intención es reducirlo aún más.

Tenemos que movilizarnos para darle la vuelta a esta situación. Queremos defender el poder adquisitivo de salarios, pensiones y prestaciones sociales. Para garantizar una vida digna hay que repartir la riqueza. Para poner en el centro la vida y el planeta de los trabajadores/as necesitamos un nuevo paradigma de desarrollo, reivindicamos una transición ecológica justa.

Ahora que una parte cada vez mayor de la población está sumida en la pobreza energética, ya es hora de tomar medidas estructurales para controlar las empresas energéticas. Ya es hora de que se apruebe una reforma fiscal progresiva para que la crisis la pague el capital y no la mayoría social. Es hora de desarrollar servicios públicos, garantizar derechos sociales básicos como la sanidad, la educación, los cuidados o la vivienda. Es hora de desarrollar herramientas para trabajar y decidir en Euskal Herria.

Por ello, la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria ha decidido poner en marcha una dinámica de movilización. Hemos convocado manifestaciones el 26 de mayo a las 19:00 en Iruñea, Bilbo, Donosti y Gasteiz en defensa de las siguientes reivindicaciones:

Para mantener el poder adquisitivo de los/as trabajadores/as:
– ¡Defender salarios y pensiones! Como mínimo, la subida del IPC real.
– Controlar y limitar los precios de todos los productos energéticos.

Para garantizar el derecho a la energía:
– Publificación, control público y social del sector energético para garantizar el derecho a la energía.
– Cambiar el sistema marginalista de fijación del precio de la electricidad.
– Eliminar los peajes clandestinos que reciben las compañías eléctricas.
– Un hoja de ruta para planificar democráticamente la transición energética.

En defensa de los servicios públicos:
– Parar la demolición de los servicios públicos y desarrollar:
– Garantizar, através de un Sistema de cuidados, de calidad, público, universal y gratuito, que todas las personas puedan tener cubiertas sus necesidades de cuidados a lo largo de toda la vida.
– Garantizar que los servicios de sanidad públicos den una respuesta adecuada y de calidad a las necesidades de la ciudadanía.
– Defensa del sistema educativo público, equiparando el presupuesto destinado a educación a la media europea, entre otras medidas.


Ampliación y profundización del sistema de protección social:
– Acceso universal a una vivienda de calidad: garantizar el derecho subjetivo real, limitar el precio del alquiler, ampliar el parque público y parar los desahucios.
– Reforzar el sistema público de pensiones
– Garantizaren la renta básica la ILP realizada desde la Carta.

Por el reparto de la riqueza:
– Hacer una reforma fiscal. Aumento significativo de los impuestos por beneficios, riqueza y rentas altas de las empresas.
– En cuanto a la deuda, hay que hacer una auditoría de la deuda de los/as ciudadanos/as.

En el camino de la soberanía:
– Avanzar en la soberanía. Necesitamos sectores estratégicos, sistema de protección y competencias para regular el mercado laboral. En ese sentido, será imprescindible fomentar la soberanía alimentaria, energética, etc.