“Prekarietatearen kontra… lana eta aberastasuna banatu” kanpaina aurkezpena.

“Prekarietatearen kontra… lana eta aberastasuna banatu” kanpaina aurkezpena.

LAB presenta en Hego Uribe Arratia una campaña denominada “Contra la precariedad… reparto de la riqueza y el trabajo” y que se enmarca en la dinámica "Zure Eskubideak" del sindicato. Tenemos derecho a acceder a un puesto de trabajo digno, con un sueldo que garantice un mínimo de calidad de vida, y para ello tenemos alternativas.

Pese a que se pretenda hacernos creer que la crisis ha acabado y que estamos en una nueva fase de crecimiento económico, la realidad que el sindicato LAB constata en la calle y en esos centros de trabajo, igual que el resto de los trabajadores y trabajadoras, es bien distinta:

En estos momentos, lo que está sucediendo es que aquellas reformas y medidas, que se nos decía que se tomaban de manera excepcional por motivo de la crisis, se están consolidando. Lejos de devolvernos los derechos sociales y laborales robados, el nuevo modelo económico se asienta en la precariedad que debemos sufrir los trabajadores y trabajadoras.

El reparto de la riqueza es cada vez más desigual, y la fractura social cada vez más grande. Se trata del mismo cuento de siempre, los ricos cada vez más ricos a costa de una mayor pobreza. En el Estado Español, 20 personas poseen la misma riqueza que el 30% más desfavorecido de la población, y en los últimos 5 años han aumentado su riqueza un 40%.

Mientras, los trabajadores y trabajadoras sufrimos una realidad cada vez más cruda: jornadas interminables con una flexibilidad horaria cada vez mayor, horas extraordinarias casi por obligación para completar sueldos miserables, dobles escalas salariales, sueldos insuficientes que no garantizan no estar bajo el umbral de la pobreza pese a tener un empleo.

El nivel de precariedad que sufrimos es escandaloso, el 94% de los contratos nuevos que se realizan son eventuales, la mayoría de muy corta duración y de jornada parcial. Esta misma realidad precaria es mucho más sangrante para mujeres y jóvenes. En nuestra comarca, la tasa de desempleo en Hego Uribe alcanza el 15,4%, y en Arratia llega a superar el 12%. En un gran número de casos se trata de desempleados y desempleadas de larga duración y los contratos a los que se acceden son en la mayoría de las ocasiones de muy corta duración.

Por eso el sindicato LAB quiere poner en marcha una dinámica que demuestre que existen alternativas, con reivindicaciones claras que posibiliten el derecho a acceder a un puesto de trabajo digno, con un sueldo que garantice un mínimo de calidad de vida.

Y para conseguirlo, son imprescindibles medidas como:

Sueldo mínimo de 1.200 euros. A día de hoy tener un trabajo no significa no estar en riesgo de caer en la pobreza. De cada 10 personas empleadas, 2 están por debajo del umbral de la pobreza y es que son 4 de cada 10 personas las que viven en la pobreza.

Frente a los salarios de miseria, reivindicamos el Salario Mínimo Interprofesional de 1200 euros, tal y como recomienda la Carta Social Europea, y que significaría casi doblar la cuantía del que actualmente se aplica.

Jornada laboral de 35 horas. Esta medida es fundamental para generar empleo de calidad, acabando con la jornada parcial impuesta y la realización de horas extraordinarias obligatorias. Aplicar esta medida supondría:

-Generar 1 puesto de trabajo nuevo de cada 7 puestos actuales, dando opción a nuestros familiares y amistades a tener un empleo. Según esto, podríamos estar hablando de unos 2.000 puestos de trabajo nuevos en un municipio como Basauri o de casi 300 en Arratia.

-Mejoraría la calidad de las condiciones de vida de los y las trabajadoras.

-Sería un gran paso para el reparto de la riqueza.

-Se reduciría el riesgo a sufrir accidentes laborales.

La dinámica que acabamos de poner en marcha pretende lograr una concienciación entre los trabajadores y trabajadoras de que es posible revertir la situación que estamos sufriendo. Para ello queremos hacer llegar estas reivindicaciones a todas las empresas y rincones de nuestro pueblo. Se pretenden hacer asambleas en los centros de trabajo, así como reuniones de comités de empresa en las que tratar el tema y buscar acuerdos con otros sindicatos para aunar fuerzas.

Por otro lado, queremos realizar reuniones con todos los agentes y colectivos sociales de la comarca para sumar apoyos y tratar de interpelar a los representantes políticos por aquellas responsabilidades que les corresponden con respecto a que estas medidas deban ser aplicadas también en los ayuntamientos en aquellos servicios subcontratados.

Según vayamos realizando esta dinámica, también contemplamos la necesidad de realizar movilizaciones para lograr trasladar a la totalidad de la sociedad que para luchar contra la precariedad laboral, hay que luchar por el reparto de la riqueza y el trabajo.