CEL da empleo en Enkarterri a más de 254 personas de forma directa y hasta un total de 300 si sumamos las contratas. Esas plantas, no obstante, se encuentran en peligro de cierre. De hecho, tres centros de trabajo se encuentran sin suministro eléctrico y con falta de materia prima que ni la propiedad actual ni las Instituciones Gobierno Vasco y Diputación de Bizkaia son capaces de resolver. Por ello, la marcha de hoy ha pasado por las sedes de estas dos instituciones.

Este es el comunicado emitido por los comités de empresa con motivo de la movilización de hoy:

La empresas del Grupo CEL son centros industriales dedicados al Sector papelero que llevan funcionando más de 50 años, en la Comarca. Con una facturación en el 2016 de más de 62 millones de euros y con unos resultados de EBITDA de 1.2 millones de euros positivos y cash flow también positivo. Dando empleo en la Comarca a más de 254 empleos directos y hasta un total de 300 si sumamos las contratas. Además, de los efectos en otros sectores de servicios como proveedores, hostelería y comercio de los pueblos de Enkarterri. El Cierre de estas empresas supone la ruina para cientos de familias que dependen de su actividad.

La situación actual es muy grave, toda vez, que la empresa, el viernes nos pintara, unos escenarios que los trabajadores y sus representantes no compartimos porque no suponen la reactivación de los centros de trabajo para la normalización de la producción.

Hoy, seguimos con tres centros de trabajo sin suministro eléctrico y con falta de materia prima que ni la propiedad actual ni las Instituciones Gobierno Vasco y Diputación de Bizkaia son capaces de resolver con sus “ políticas Industriales”.
Esta actitud Institucional demuestra la total carencia de políticas industriales de apoyo a empresas en crisis cuando se comprueba que más allá de las acciones de propaganda institucional, no existe nada más que publicidad y un intento de eludir responsabilidades, saliendo de la propiedad.

Por desgracia, las pocas reuniones Institucionales han sido promovidas por estos Comités de empresa en el convencimiento que las Instituciones pudieran actuar y resolver este problema de viabilidad de un proyecto rentable y con futuro. Y nos hemos encontrado que el Gobierno Vasco se ha desprendido el 18 de mayo del 40 % de las acciones de la Matriz del Grupo para eludir sus responsabilidades industriales y finanacieras. Cinco días después de haberse salido del accionariado, tuvimos una reunión con el departamento que capitanea la Consejera de Industria del Gobierno Vasco Arantza Tapia y se nos dijo que estaban en posición de salida del accionariado con lo que nos engañaron. Ya habían salido y nos enteramos, dos semanas más tarde, de mano de la empresa.

El propio Lehendakari Urkullu en Truzioz, en un acto de conmemoración del último discurso del Lehendakari Agirre en tierra vasca en guerra, ni tan siguiera tuvo la deferencia de dirigirse a los representantes allí concentrados para dar una posición y cobertura al proyecto, dejándonos abandonados a nuestra suerte.

La Diputación de Bizkaia reunida en Abellaneda y el Diputado General, Unai Rementeria, nos transmite que va a hacer todo lo posible para restablecer la actividad de las instalaciones paradas, Hoy, todavía, estamos esperando que nos den la energía. Es más, no nos han transmitido el informe pericial de situación, evaluación y diagnostico de su maquinaria. Dejándonos en una situación precaria en cuanto al empleo y futuro.

La Administración Concursal, el viernes, nos transmitió que la situación es insostenible, si no entran inversores industriales vamos a un ERTE o/y ERE y que hay dos potenciales interesados, inversores, que en estas semanas van a visitar las empresas. Inversores que durante y anteriormente al concurso, se les negó la entrada por los actuales propietarios, a los cuales el Gobierno Vasco les ha regalado las acciones de la empresa. Actuales propietarios que a día de hoy no han presentado a los trabajadores un Plan de viabilidad con garantías de futuro.

Estos propietarios, Zurbost Gestión, son los actuales directivos, causantes de la situación creada y respaldados hasta el 18 mayo por las instituciones, en muchos años, en su hacer industrial, comercial y financiero. Por tanto, las instituciones, también, son responsables de su gestión y por lo que deben ser parte de la solución de futuro. Buscando las coberturas industriales y financieras suficientes para apoyar el proyecto empresarial que tanto arraigo industrial, social y económico tiene en Enkarterri.

Los Comités de empresas del Grupo CEL no van a escatimar esfuerzos para tener una solución pero al mismo tiempo van a denunciar las actitudes de los responsables de la situación hasta que el proyecto industrial tenga una viabilidad futura.
Así pues, con la clara intención y voluntad de defender los empleos y garantizar el proyecto industrial de las plantas del grupo CEL , vamos a seguir con las movilizaciones en Instituciones y Pueblos afectados. Hoy, a las 06,00 horas, hemos organizado una marcha desde la planta de Ecofibras en Aranguren, parada por corte de suministro eléctrico, hasta Bilbo, haciendo una parada en el Gobierno Vasco y finalizando ante la Diputación Foral de Bizkaia.