La Sección sindical de LAB del Ayuntamiento de Donostia señaló a comienzos de verano la posible existencia de, por lo menos, dos actuaciones irregulares en el proceso de tramitación de la obras de Hondalea en la isla Santa Clara por lo que decidió tramitar una denuncia a la Fiscalía para que realizara la investigación correspondiente y, por otra parte, solicitaba a Eneko Goia que tomara las medidas de precaución necesarias hasta el exclarecimiento de la denuncia realizada, llevando a cabo, entre otras medidas, la suspensión provisional del nombramiento de la persona responsable de Proyectos y Obras.

Ahora, tres meses después, la Fiscalia ha decidido lamentablemente archivar la denuncia presentada por la sección sindical de LAB del Ayuntamiento de Donostia sin haber realizado una investigación exhaustiva de nuestra denuncia y sin ni siquiera haber interrogado y escuchado a las partes.

Desde la Sección sindical de LAB del Ayuntamiento de Donostia queremos manifestar que a pesar del archivo de la denuncia, mantenemos la existencia de por lo menos dos actuaciones irregulares denunciadas en su día y que no han sido tenidas en cuenta por la Fiscalía.

Por un lado, la Fiscalía ha admitido que la «dirección de la obra del proyecto de rehabilitación del edificio del Faro de la Isla» fue adquirida sin licitación, mediante contrato menor, por LKS-Fhekor.
Y, por otro lado, que aunque el Ayuntamiento encomendó a un arquitecto para la redacción de la obra de rehabilitación del edificio del faro de la isla, en realidad fue realizada por otro (LKS-Fhecor) sin que el Ayuntamiento tuviera un contrato con ellos. Es decir, uno de los trabajos principales en el proyecto fue realizado, inexplicablemente, sin contrato. Una cuestión absolutamente irregular y que el Ayuntamiento no ha explicado a la fiscalía

La adjudicación directa de la dirección de obra a LKS-Fhecor mediante contrato menor por parte del Ayuntamiento de Donostia alegando su bajo coste, es simplemente un escándalo que además es de dudas legalidad. LKS-Fhecor tiró los precios para que se le pudiera adjudicar este proyecto de manera directa, a dedo, cuando todo el mundo sabe que el montante ofrecido por la empresa era claramente insuficiente para la realización de este servicio. De esta manera no se cumplen los preceptos de la Ley de Contratos del sector publico, al no haber licitado publicamente de manera abierta estos servicios. Lamentablemente es un hecho que la Fiscalía no ha investigado.

Por otro lado, denunciamos que el gasto generado en la redacción del proyecto por parte de LKS-Fhecor ha sido sufragado por la empresa Alfa Arte, cuando en el proyecto presentado por esta, no había partidas para sufragar este servicio. De esto tampoco dice nada el auto de archivo de la Fiscalía. Si Alfa Arte ha pagado estos gastos de su partida, es porque al parecer así lo dijo el responsable de Proyectos y Obras. Creemos que estamos ante la segunda irregularidad, que se ha producido un mal uso del dinero público del Presupuesto Municipal.

Por lo tanto, tras comprobar el decreto de archivo, y la documentación presentada por el Ayuntamiento, concluimos que el Ayuntamiento de Donostia no ha podido justificar la adjudicación directa, sin licitación, del proyecto a LKS_Fhecor, ni pagar los gastos de ejecución derivados de ello, sin recurrir a irregularidades que manfiestamente Fiscalía no ha investigado.

La sección sindical de LAB del Ayuntamiento de Donostia se reserva el derecho de estudiar la posibilidad de avanzar en dicho investigación con ayuda de su asesoría jurídica.