El Concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Bilbao, Alfonso Gil, ha comparecido en el consistorio para dar explicaciones sobre el incumplimiento por parte de la empresa que gestiona Bilbobus de una sentencia del TSJPV por la que se reconoce a la plantilla el derecho al doble cómputo al realizar una Fiesta No Recuperable. Mientras tenía lugar esta intervención, LAB se ha concentrado en los exteriores del ayuntamiento con el lema “Bilbobus incumple, Ayuntamiento permite”.

En lugar de pedir a Bilbobus que cumpla una sentencia firme de 2018, por la que se reconoce el computo doble de horas a las y los trabajadores de Bilbobus cada vez que trabajan una FNR, lo que hace es justificar la no aplicación explicando que la empresa ha interpuesto dos conflictos colectivos para interpretar la sentencia.

Miente o le mienten a Alfonso Gil, ese PRECO esta interpuesto para buscar una nueva sentencia que diga lo contrario, pero este tema es causa juzgada ya. Es una lástima que el mayor responsable del servicio de Bilbobus, en lugar de hacer cumplir una sentencia, justifique la no aplicación de la misma. Es una lástima que permita que una empresa privada se quede con dinero publico y no realice contratación. 

Desde LAB, denunciamos públicamente que el ayuntamiento de Bilbao permite el no cumplimiento de sentencias. Las sentencias pueden gustar mas o menos, pero están para cumplirse, esta frase que tanto se defiende cuando la sentencia a ellos les parece bien; cuando no les gusta no pasa nada, no la cumplo y el ayuntamiento, además, justifica el incumplimiento de la sentencia, algo injustificable.

Pues bien, Bilbobus, el señor Gil y el ayuntamiento de Bilbao, ni les gusta la sentencia que da la razón a las y los trabajadores, ni la acatan, por eso no la cumplen y no la aplican.