Hoy, 16 de septiembre, se ha celebrado la quinta reunión de la mesa negociadora del convenio del metal. ADEGI, una vez más, ha venido con las manos vacías, durando menos de media hora la reunión.

A pesar de que desde julio lleva diciendo que está dispuesta a presentar una propuesta sobre cuestiones concretas (subrogación, ETTs, igualdad…), reunión tras reunión nos encontramos con un papel blanco en estos aspectos. En cambio, la patronal ADEGI sí es explicita en todas las reuniones en dejar claro que no quiere hablar nada ni de bajar la jornada laboral, ni complementar las bajas laborales, ni hablar de contratación, etc.

Asimismo ha dejado claro que sólo está dispuesta a ofrecer el IPC como subida salarial para los próximos años. Ha dejado claro también que no va aceptar que los planes de igualdad en las empresas sean acordados con las y los trabajadores. Si no hay acuerdo, las empresas imponen el suyo.

Ante esta penosa situación, la única novedad de la reunión ha sido la bajada una vez más de su plataforma por parte de ELA pasando de 3 meses a 6 meses la posibilidad de que las empresas utilicen las ETTs. Ya hace una reuniones habían bajado del planteamiento inicial de prohibir las ETTS a 3 meses.

ADEGI está llevando con su irresponsabilidad a la confrontación al sector del metal. LAB tiene muy claro que para que la negociación avance y ADEGI mejore sus propuestas es necesario la organización y activación de las y los trabajadores del sector.

Hoy precisamente nos hemos concentrado frente a ADEGI para exigir un convenio digno del metal de Gipuzkoa para todas y todos los trabajadores. Seguiremos activos en los próximos días y compartiremos nuestras reivindicaciones con todas y todos los trabajadores en los centros de trabajo.

LAB exige un convenio digno para todas y todos los trabajadores. Entre todas y todos lo conseguiremos.