Hemos llevado a cabo una concentración en las delegaciones del Gobierno de la CAV en Bilbo y Donostia para exigir que se tome con seriedad  la negociación del convenio laboral del colectivo de cocina  y limpieza  del departamento de Educación. El convenio actualmente en vigor es del año 2009. Desde entonces la realidad de los centros escolares ha cambiado radicalmente y necesitamos un convenio que se ajuste a la situación actual.

 El de cocina y limpieza es el colectivo que se encuentra en la categoría más baja de la administración pública, mientras que en otros ámbitos estos colectivos, incluso con las mismas funciones, están situados en otras categorías.

En 2018, tras una larga dinámica de huelgas y movilizaciones junto con los demás colectivos de Educación, se firmó un acuerdo en el que se lograron avances significativos para el colectivo y se puso la base para la negociación del nuevo convenio. Aún así tenemos que denunciar que, entre otros, no se está cumpliendo el punto del acuerdo que se refiere a las sustituciones, ya que éstas no se están cubriendo.

Este curso se ha iniciado la negociación de los nuevos convenios laborales en la educación pública, los de personal docente, especialistas de apoyo educativo y del Consorcio Haurreskolak. Después de reiteradas peticiones, nos han convocado a una mesa el próximo lunes, día 10. Somos las últimas. ¡No es casualidad!, somos el Colectivo más feminizado, con una media de edad muy alta; somos un servicio esencial en tiempos de pandemia y el único colectivo con unos servicios mínimos excesivos del 100% en días de huelga. ¿Acaso el Departamento de Educación tiene como objetivo profundizar en la privatización del colectivo de servicios?

LAB tiene claro que necesitamos un nuevo convenio laboral, y que hay que trabajar y negociar los temas que venimos reivindicando durante años; entre otros:

• Reconocimiento de estos colectivos

• Acabar con la privatización de estos servicios que se ha dado durante años

• Estabilidad del  personal y proceso de consolidación

• Definición y reconocimiento de las funciones de estos colectivos

• Reducción de metrajes en limpieza y ratios en cocina

• Impulso de  incentivos a la jubilación.

• Formación del personal y euskaldunización del colectivo

• Valoraciones de puestos de trabajo, evitar enfermedades y accidentes, y adecuación de puestos de trabajo.

Por todo ello, el sindicato LAB  trabajará para conseguir un convenio colectivo digno adecuado a las necesidades del colectivo, recogiendo las aportaciones de las trabajadoras y llevándolas a las mesas de negociación.