ELA, LAB, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocan una concentración el próximo lunes 16 en Arrasate para denunciar la última muerte obrera.

Ayer 12 de julio, el trabajador A.A.R de 55 años de edad de la empresa TIERRA ARMADA DE PREFABRICADOS, subcontratada por la UTE AVE Mondragon formada AMENABAR y SACYR-VALLEHERMOSO, sufrio un accidente laboral mortal, al ser aplastado por una pieza de hormigon durante el transcurso de unos trabajos de colocación de prefabricados.

Desde el sindicato LAB queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad con sus familiares, allegados y la clase trabajadora.

El los últimos años 6 trabajadores han fallecido en los obras de construcción del tren de Alta Velocidad (TAV): El primero de ellos el 14 de julio de 2008 en Luku; en el 2010, en el accidente producido en Durana el 11 de agosto y el producido en Eskoriatza el 9 de diciembre; en 2011 el producido en Antzuola el 8 de marzo y en el accidente producido en Tolosa el 6 de septiembre y el último, este año 2012, el ocurrido ayer en Arrasate. A ellos hay que sumar los incalculables accidentes leves y graves y las enfermedades de origen laboral, que a pesar de ocultarse ocurren en las obras de construcción del TAV.

Como siempre hemos denunciado sindicalmente todas las perdidas de salud tienen su origen principal en las condiciones de trabajo, es la precariedad, la subcontratación en cadena, la temporalidad, etc. las que se sitúan en la base de la pirámide de accidentes y enfermedades. Y esto es mas claro, cuando en estas obras se incumple sistemáticamente la aplicación del convenio sectorial provincial de construcción. De esta forma se abre la puerta a incumplimientos generalizados y a la precarización galopante de las condiciones de trabajo y vida en las obras del TAV, y una de sus consecuencias mas directas son todas las perdidas de salud y vida que se estan produciendo en las obras del TAV.

Desde LAB queremos denunciar como nos imponen unas obras faraónicas que solo interesan a las “elites” económicas y políticas, para seguir manteniendo y aumentando sus beneficios, mientras entre las personas trabajadoras genera pobreza. Siendo encima unas infraestructuras que destruyen el medio ambiente, desequilibran el territorio y además son obras asesinas que se cobran la vida de trabajadores. Exigimos la paralización de estas obras.

En un momento en el que se reduce a la mínima expresión el gasto publico, en el que los apologetas del sistema dicen que la situación exige “responsabilidad y austeridad”. Las obras del TAV ya han dicho por activa y por pasiva que son obras que se van a llevar adelante, cueste lo que cueste (mucho mas de lo presupuestado) y en el tiempo señalado, lo importante es el negocio.

Las administraciones publicas cuando actúan como patronal, siguen las mismas recetas neoliberales de hacer mas en el menor tiempo y con el menor costo posible. Los plazos de las obras se reducen, así que aumentan las prisas y los ritmos de trabajo, las horas extras; La subcontratación en cadena se convierte en norma al igual que la temporalidad, no se aplica el convenio correspondiente, etc. En definitiva en teoría estos teóricos garantes de nuestros derechos precarizan el mercado de trabajo, aun sabiendo que con mayor precariedad mayor numero de accidentes, pero nuestra salud y nuestra vida no les importa.

El cambio esta en la movilización y en la lucha, para ello el lunes 16 de abril desde los sindicatos ELA, LAB, HIRU, EHNE y STEE-EILAS nos vamos a concentrar en la Plaza de Arrasate a las 11,30 horas como repulsa ante esta situación de pérdidas de salud y muertes obreras, porque:

¡EL TAV PERJUDICA SERIAMENTE NUESTRA SALUD!

LAN ISTRIPU GEHIAGORIK EZ!  PREKARIETATEA HILTZAILEA.

Euskal Herria, 13 de julio de 2012