Hoy se ha aprobado en el Parlamento de Gasteiz una Ley para la no inclusión de cláusulas sociales en la contratación pública, consensuada por PNV y PSE. LAB ha realizado una protesta en ese lugar para reivindicar una ley que de verdad garantice los derechos de las y los trabajadores de subcontratas.

En sí la noticia debería ser buena para las trabajadoras y trabajadores de las subcontratas de la administración, porque debería mejorar su situación laboral y para la ciudadanía en general, porque mejoraría la calidad del servicio. Pero todo eso es ciencia ficción cuando hablamos de un acuerdo entre PNV y PSE. La Ley aprobada, pese a denominarse “para la inclusión de Cláusulas Sociales”, busca lo contrario, cerrar el paso a la aplicación eficaz de las cláusulas sociales.

Ante esta situación, SUPERPREKARIA y SUPERPREKARIO, superhéroes de LAB que luchan contra la precariedad, han hecho su aparición en el Parlamento. Siendo trabajadores y trabajadoras de subcontratas, trabajan en situaciones de precariedad, y han indicado que la ley no servirá para acabar con la precariedad. Teniendo en cuenta que PNV y PSE han tenido la oportunidad de acabar con estas graves situaciones, no han mostrado voluntad para ello, y han considerado vergonzante la actitud de estos dos partidos.

Se les llenará la boca a los grupos parlamentarios de PNV y PSE diciendo que están en contra de la Reforma, pero a la primera oportunidad para condicionarla, vuelven a posicionarse a favor de una minoría (las empresas subcontratadas) y en contra de la mayoría (clase trabajadora de este País).

PNV y PSE han elegido lo de siempre: beneficiar a las empresas y perjudicar a trabajadoras, trabajadores y ciudadanía. Ambos partidos siguen dando la espalda a los intereses de trabajadores y trabajadoras. Cada vez somos más Superprekarios y Superprekarias en Euskal Herria, cada vez más trabajadoras y trabajadores condenados a vivir en la precariedad.