Es obligado hablar de precarización y pobreza laboral y vital para explicar lo ocurrido en los últimos años en Euskal Herria. Las reformas y los recortes han agredido las relaciones laborales; se han impuesto salarios cada vez más insuficientes; continúa sin reconocerse la labor de cuidado de las mujeres, al tiempo que seguimos obligadas a realizar trabajos de segunda; se ha destruido el sector público y nos han despojado de derechos sociales, poniendo en peligro las pensiones y vulnerando continuamente el derecho a una vida digna. Vivimos una triple opresión: patriarcal, social y nacional. Se nos niega el derecho a decidir a las y los trabajadores y se anteponen los intereses del Capital por encima de los intereses de las y los ciudadanos.

La imposibilidad de tomar decisiones políticas, económicas y sociales, en función de nuestra realidad y necesidades, nos ha debilitado como pueblo. Los estados no reconocen a Euskal Herria como nación y, por lo tanto, no hay forma de construir una alternativa social, política y económica real. ¿Cómo garantizar el derecho a un proyecto de vida digno y en libertad si no tenemos capacidad de decisión en los asuntos que nos conciernen? Decidamos, seamos dueñas y dueños de nuestro futuro, luchemos por un país libre y soberano!

SI A DECIDIR NUESTRO FUTURO
SI AL ESTADO VASCO SOBERANO

El derecho a decidir es imprescindible para revertir la situación laboral y social; derecho a decidir para hacer frente a todas las reformas y recortes y construir alternativas; derecho a decidir para conducir a Euskal Herria a un proceso constituyente y transformador.

Queremos un modelo de sociedad libre, con nuevos cimientos, y creemos que es posible. Las y los trabajadores tenemos una oportunidad inmejorable para activar nuestro poder de decisión, nuestra palabra, y expresar nuestra voluntad en las consultas populares que se celebrarán en Euskal Herria. El Estado es el instrumento que necesita Euskal Herria para configurarse políticamente y cohesionarse socialmente, el instrumento que permita dotarnos de las herramientas políticas, económicas y sociales necesarias que garanticen una vida digna y que mejoren las condiciones de vida y de trabajo. Las y los trabajadores debemos decidir. Las y los trabajadores decimos SÍ al Estado vasco soberano!

¿POR QUÉ DECIDIR DESDE EL AMBITO LABORAL?

– Para construir la democracia vasca. Para ser dueñas y dueños de nuestro futuro. En caso de constituir Euskal Herria, tendríamos el marco para regular y garantizar nuestros derechos. Euskal Herria es una nación, por lo que es hora de conquistar el derecho a decidir que nos asiste y construir un pueblo plural en base a nuestra historia, cultura y lengua, un pueblo integrador respecto a otras culturas, abierto al mundo.

– Para cambiar el actual sistema de raíz. Para construir un nuevo modelo de sociedad, producción y consumo, haciendo frente al Neoliberalismo. Para hacer posible un modelo de sociedad y de país en libertad.

Para revertir la situación económica y social. Para construir un modelo socioeconómico propio, poniendo la vida en el centro. Para desarrollar el poder popular, por encima del poder económico.

– Para que nadie decida en nombre de las y los trabajadores. Para que las y los trabajadores seamos protagonistas en los asuntos que conciernen a nuestras condiciones de vida y de trabajo.

– Para superar todas las imposiciones. Para acabar con la discriminación y opresión de género, para acabar con la opresión de clase y de país.

– Para incidir en las relaciones laborales. Para cambiar el mundo laboral. Para ampliar la capacidad de decisión de las y los trabajadores. Cuanto más cerca estemos de la toma de decisiones, mejor para las y los trabajadores. Necesitamos poder legislativo absoluto en el ámbito laboral.

– En defensa de nuestros convenios laborales. Para acordar convenios propios y para blindarlos de los estatales. Para garantizar convenios dignos, para decidir aquí nuestros convenios.
 

¿QUÉ DECIDIR DESDE EL ÁMBITO LABORAL?

– Marco Vasco de Relaciones Laborales y Protección Social. Poner fin a la precariedad en el ámbito laboral. Salario y condiciones de trabajo dignas, reparto de la riqueza. 1.200 euros de salario mínimo y defensa de la semana laboral de 35 horas. Garantizar la salud laboral. Derecho a trabajar en euskara.
 
– Marco propio para la negociación colectiva. En defensa de nuestros convenios, por unas condiciones laborales dignas. Nuestros convenios han de servir de herramienta para repartir el trabajo y la riqueza, garantizando el empleo digno.

– Sistema público vasco de protección social. Para garantizar una vida digna para todas y todos, con las personas como prioridad, haciendo frente a la precariedad; en favor de una Euskal Herria más productiva, justa, solidaria y con la igualdad como seña de identidad. Sistema social propio, integral y euskaldun, con políticas reales y eficaces que impulsen la creación de empleo de calidad, garantizando 1.080 euros de pensión para todas las personas que se jubilen.
 

– Reparto justo y progresivo de la riqueza. Con la ayuda de un sistema fiscal justo y redistributivo.

– Sector público sólido. Impulsando políticas públicas en favor de la mayoría social, en defensa del empleo, erradicando los procesos de privatización y mercantilización.

– Políticas industriales eficaces. Para que Euskal Herria tenga su propia política industrial, por encima de los intereses de las multinacionales, apostando por los sectores estratégicos.