La sangría de muertes laborales nos ha llevado de nuevo a movilizarnos; en el Gobierno Vasco, en este caso. En concreto, las y los trabajadores han realizado una concentración y un paro de dos horas en recuerdo al compañero fallecido el pasado 8 de junio en la sede de Lakua.

Tal y como han explicado las y los representantes de LAB, «nuestro primer objetivo con esta concentración es mostrar nuestro apoyo y solidaridad a los familiares y allegadas y allegados del compañero fallecido. Asimismo, volvemos a denunciar la grave falta de planificación y cultura preventiva del Gobierno Vasco en el ámbito de los riesgos laborales y, sobre todo, en la prevención de riesgos psicosociales. Como dato, la plantilla está formada por casi 8.000 trabajadoras y trabajadores y el Comité de Prevención de la Administración solo cuenta con 4 representantes. Nos parece absolutamente insuficiente».

En lo que va de año, al menos 27 trabajadoras y trabajadores han muerto en Euskal Herria.