LAB considera que este momento es imprescindible compartir la propuesta presentada por el Departamento de Educación con trabajadores y trabajadoras, contrastarla con ellos y ellas y darles la palabra. Y ése es nuestro próximo reto. LAB respetará la palabra de las y los trabajadores en las mesas de negociación. Qué echamos en falta, qué cambiaríamos, si hay o no contenidos, cuáles deberían ser los próximos pasos…

Después de que se hayan desarrollado las diferentes mesas negociadoras de la educación pública, LAB irakaskuntza hace la siguiente reflexión:

Después de recibir y analizar los contenidos que ha puesto la administración encima de la mesa, LAB hace una lectura positiva. La dinámica de movilización y confrontación de meses ha empezado a dar sus resultados. La lucha, el trabajo conjunto de los y las trabajadoras y la amplia y exitosa respuesta a la dinámica de movilización nos ha abierto las puertas a la victoria. El Departamento de Educación no ha tenido más opción que traer a las mesas los contenidos vinculados a nuestra tabla reivindicativa y ahora empieza la verdadera negociación que hemos reivindicado tantas veces. Hemos conseguido desbloquear las mesas y este hecho, en nuestra opinión, supone una victoria para trabajadores y trabajadores.

Las propuestas presentadas en mesas diferentes marcan un punto de partida en las negociaciones. Algunas de estas propuestas van por el bueno camino y suponen una clara mejora tanto en el sistema educativo como en las condiciones laborales de trabajadores y trabajadoras. Sin embargo, varios contenidos y propuestas deben ser mejoradas. Del mismo modo, la administración deben poner encima de la mesa otras reivindicaciones que echamos en falta, siendo el momento de profundizar en ellas. En este sentido, LAB pone todas las líneas rojas en las reivindicaciones que más directamente inciden en la calidad de la enseñanza, sin descartar reivindicaciones de otro tipo de ninguna de las formas.

LAB considera que este momento es imprescindible compartir la propuesta presentada por el Departamento de Educación con trabajadores y trabajadoras, contrastarla con ellos y ellas y darles la palabra. Y ése es nuestro próximo reto. LAB respetará la palabra de las y los trabajadores en las mesas de negociación. Qué echamos en falta, qué cambiaríamos, si hay o no contenidos, cuáles deberían ser los próximos pasos…

Desbloqueadas las mesas, ahora es el momento de mantener la tensión. Tenemos que seguir enseñando los dientes, para, si fuese necesario, volver a la ofensiva. La única herramienta que tenemos ante la administración es la lucha obrera. ¡Empleémosla con inteligencia!