Fundiciones Garbi, fundición situada en Atxondo, presentó concurso voluntario el pasado 30 de octubre en el juzgado, alegando causas organizativas y económicas. La empresa cuenta con un plantilla de 140 trabajadores y trabajadoras representadas por un comité compuesto por LAB y CCOO.

Los dos últimos años han sido complicados en la empresa. Dos accidentes laborales, otros dos incendios, un intento de ERE y ahora, un concurso. Han sido momentos duros para la plantilla que ve un futuro incierto.

La situación de concurso no ha hecho más que empezar y hoy en día sólo se encuentra en su fase inicial. La empresa afirma que su intención es seguir con la actividad, y el tiempo dirá si esto es así, ya que ésta sería la mejor solución para todas y todas. No obstante, en este momento todo esta en el aire y el final se ve lejano, ya que el proceso de concurso será largo.

El trabajo de LAB, con la colaboración de toda la plantilla, será defender los empleos y las condiciones laborales.