El sindicato LAB envía su solidaridad a las doce personas de Causa Galiza y Ceivar, encausadas por la Operación Jaro, y que se enfrentan a un juicio que comenzó ayer y durará hasta mañana. Concretamente, Garbiñe Aranburu, Igor Arroyo y Koldo Saenz, secretaria general, secretario general adjunto y secretario del ámbito Internacional del sindicato, respectivamente, han firmado el manifiesto en solidaridad con las personas encausadas.

Estamos una vez más ante un nuevo juicio político que se lleva a cabo por impulso de la Audiencia Nacional; en esta ocasión, se trata de un juicio político que pretende criminalizar al movimiento independentista de Galiza. Les acusan de enaltecimiento del terrorismo y de ser miembros de una organización criminal y, por ello, harán frente a peticiones de entre cuatro y doce años de prisión.

Se trata de un juicio con una clara intencionalidad que es la de juzgar a la disidencia política. La acusación de enaltecimiento del terrorismo es un claro ataque a la libertad de expresión y, por lo tanto, un ataque grave a los derechos más elementales.  

Este juicio, aparte de querer criminalizar el movimiento independentista galego, tiene como objetivo reprimir a las personas que se rebelan contra la opresión nacional, social y hetero-patriarcal que sufrimos. El juicio y tantos otros juicios similares que anteriormente hemos vivido en Euskal Herria no tienen cabida en un Estado de Derecho.

Por todo ello, el sindicato LAB exige la absolución de las personas encausadas y que se acabe con todos los juicios políticos que pretenden criminalizar a cualquier disidencia política.

¡No más juicios políticos!

¡Los pueblos libres!

¡Viva Galiza Ceibe!