LAB se solidariza con los y las compañeras maestras de la CNTE Mexicana en lucha, en especial con la Sección 22 de la SNTE y con el pueblo oaxaqueño, duramente reprimidos en la madrugada del 19 de junio.

Ése día miles de maestros y maestras se movilizaban en la ciudad de Nochixtlan en el estado de Oaxaca contra la reforma del Sistema de Educación Pública. Reforma Educativa que el gobierno de Peña Nieto pretende imponer obedeciendo exclusivamente a los intereses de las clases dominantes en México. Protestaban también por el despido de cientos de maestros y maestras como respuesta contra la Reforma educativa.

La madrugada del 19 de junio policías federales y estatales intentaron disolver dicha manifestación. Como resultado de esta represión 8 personas fallecieron, más de 100 personas heridas y 22 personas desaparecieron. Las fuerzas represivas utilizaron armas automáticas para reprimir a la población. Armas automáticas cuyo uso no ha sido reconocido por las fuerzas políticas.

LAB expresa su preocupación ante el uso sistemático de la represión contra sectores populares en México. Y urgimos al gobierno mexicano a terminar con el uso de la represión sistemática y actos de hostilidad contra el movimiento legítimo de maestros y maestras, así como contra el pueblo mexicano. El gobierno de México debe respetar y garantizar los derechos humanos, incluidos el derecho a la libertad de expresión, los derechos de libre circulación y los derechos sindicales y laborales de los maestros y maestras que luchan en contra de una Reforma impuesta a las bravas a favor de una élite selecta.

Tenemos en nuestro recuerdo lo sucedido en Iguala, Guerrero. Este hecho es un claro referente de hasta dónde puede llegar la represión del Estado Mexicano. No podemos permitir que estos hechos se repitan incesantemente, en un entorno de injusticia e impunidad.

Por todo ello, LAB quiere mostrar su solidaridad y su apoyo a la lucha de los maestros y maestras en México en contra de los intentos de privatización del sistema público.