La dirección de la empresa despidió a estos dos trabajadores eventuales hace unos meses alegando bajada de rendimiento. Para LAB, en cambio, son despidos injustificables y muestran claramente la actitud de Mercedes para con el personal eventual: utilizarlos como quiere. Además de contratar de forma fraudulenta, los discrimina, los precariza y también los despide cuando le viene en gana.

Para denunciar todo ello, LAB se ha concentrado hoy en Gasteiz, coincidiendo con el primero de los juicios por despido. El sindicato seguirá combatiendo la precariedad y la eventualidad en Mercedes.