Hoy se ha realizado el acto de aperture del curso de la UPV/EHU en Leioa y LAB se ha movilizado en los exteriores del Aula Magna.

El sindicato quiere mostrar su reflexión sobre los principalws problemas que aquejan a la UPV/EHU en la actualidad:

– Gran parte de la plantilla de la UPV/EHU sigue en situación de temporalidad pese a llevar muchos años ofreciendo sus servicios en la universidad. Una mayoría del Personal de Administración y Servicios (PAS) continúa a la espera de la estabilidad, como consecuencia de una política laboral fraudulenta. De hecho, en este colectivo, la tasa de temporalidad es superior al 60%, situación que pone en evidencia la dejadez de los gobiernos vasco y estatal, así como de la dirección de la universidad. En el estado, la UPV/EHU es la universidad con el ratio más bajo de PAS por alumnado y profesorado, y, pese a ello, el Gobierno Vasco sigue queriendo responder con medidas coyunturales a necesidades estructurales de la universidad.

– Por otra parte, el personal docente e investigador más joven sufre de manera especial la precariedad, y la carrera hacia la promoción y estabilidad sigue estando llena de obstáculos. El Gobierno Vasco no muestra ninguna voluntad de acabar con la discriminación del profesorado y personal investigador con contrato temporal, obligándolo a recurrir a vías judiciales, como en el caso del reconocimiento de méritos de docencia e investigación.

– En cuanto a la euskaldunización, han quedado sin cumplir muchos de los objetivos marcados en el II plan, y no siempre debido a causas externas, sino a la falta de voluntad desde dentro de la propia universidad. Como consecuencia, no están totalmente garantizados ni el servicio ni la posibilidad de estudiar en euskara.

– La financiación que recibe la UPV/EHU no es suficiente para garantizar el servicio que una universidad pública debe ofrecer a la sociedad. Todavía no se ha recuperado el nivel presupuestario de 2012 y, año a año, la UPV/EHU sigue enfrentándose a los presupuestos sin la seguridad de una financiación estable y suficiente.

En opinión de LAB, más importante que mirar a ránkings internacionales y de competitividad, es velar por las necesidades del alumnado y condiciones laborales y proyectos vitales de trabajadores y trabajadoras, así como garantizar la financiación necesaria para que la UPV/EHU pueda responder a los retos que se le demandan para que decididamente sea una universidad pública, euskaldun, participativa y paritaria.

¡Estabilidad laboral, ya! ¡Condiciones laborales dignas para todas y todos! ¡Garantizar la financiación que la UPV/EHU necesita!