El sindicato LAB no está dispuesto a seguir aceptando mentiras y manipulaciones. Desde que comenzó toda esta polémica sobre las listas de contratación, una y otra vez hemos sido objetivo de falsedades.

El sindicato LAB no está dispuesto a seguir aceptando mentiras y manipulaciones. Desde que comenzó toda esta polémica sobre las listas de contratación, una y otra vez hemos sido objetivo de falsedades: que habíamos firmado el acuerdo para una sola lista, luego que no, más tarde que no tomábamos posición, ahora que bloqueamos la puesta en marcha de las listas…Todo ello, amparado en el anonimato de mensajes, whatsaps y textos colgados en varios blog y webs.

La última manipulación está relacionada con la pasada Mesa Sectorial y afirma que LAB (junto con otros sindicatos) es responsable de que no se pongan en marcha las nuevas listas. No sabemos que tipo de intereses se ocultan detrás (¿elecciones sindicales en dos semanas?¿Ocultar nuestra lucha por las y los eventuales? ¿Tapar que LAB ha puesto sobre la mesa una alternativa integral?). Por todo ello, queremos aclarar:

Desde un principio dejamos claro que no íbamos a avalar la propuesta del PNV para una lista única. Tampoco apoyamos el sistema actualmente en vigor y por eso no lo firmamos en el 2011.

En este tema, actuamos con dos claves: la prioridad es la creación de empleo y el aumento de la contratación (para ello presentamos un decálogo en la mesa sectorial); en paralelo, queremos poner en marcha un amplio proceso de negociación sobre la base de nuestra alternativa para OPEs y contratación. Pero, como es lógico, todo ello sería para una futura OPE, no ahora.

LAB le ha pedido a Osakidetza que acabe la OPE de una vez y que ponga en marcha las listas.

Nuestra postura es clara: no vamos a firmar un cambio de criterio sobre prioridades 8aunque no compartamos los criterios actuales). Por lo tanto, LAB NO BLOQUEA NADA. Es Osakidetza la que ha dicho que hasta finales del 2014 no se pondrán en marcha las nuevas listas (hay que finalizar la OPE) y que mientras tanto intentarán llegar a un acuerdo.

¿Por qué no dice Osakidetza quienes son los sindicatos con los que acordó la lista única en alguna de esas reuniones bilaterales a las que LAB no asiste? ¿Quiénes dijeron entonces que “sí” y ahora, vista la polémica, dicen que “no”?

Creemos que manipulaciones de este tipo hacen flaco favor a la lucha por las dos listas. Para acabar, como no tenemos nada que ocultar, cuando lleguen las actas de la Mesa sectorial quien lo desee podrá comprobar lo que planteamos allí. Ya se sabe, “antes se coge al mentiroso que al cojo”.

Euskal Herria, 7 de mayo de 2014