En los próximos días recibirán el plan de liquidación que están elaborando los administradores concursales. Cuando dispongan de dicho plan, el comité de empresa realizará una valoración e informará del mismo. Mientras tanto, han convocado varias movilizaciones para los próximos días, como la concentración realizada hoy en Eibar, en Urkizu. El 19 de enero, a la 13.00, por su parte, se concentrarán en Donostia, frente a la diputación; y el 22 de enero, a las 20:00, se movilizarán en Eibar, frente al estadio de fútbol de Ipurua.

Esta es la nota de prensa elaborada por el comité de empresa:

Tras la aprobación el día 27 de diciembre de 2017 de la liquidación de la empresa Alfa Precision Casting (APC), el Comité de Huelga ha tenido sendas reuniones con el Departamento de Industria del Gobierno Vasco y con el administrador concursal.
En relación a la reunión que mantuvimos con el Gobierno Vasco, el Director de Industria dejó clara la existencia de interés de varios inversores por APC. Por nuestra parte, reiteramos nuestras anteriores peticiones en el sentido de que se apueste por el mantenimiento de los puestos de trabajo y por un proyecto industrial de futuro.

Durante los últimos meses, varias empresas de la CAPV han entrado en un proceso de liquidación, con la consiguiente destrucción de cientos de puestos de trabajo. El Gobierno Vasco y resto de instituciones públicas deben tener un papel más activo en la defensa de la industria vasca. Por ello, solicitamos su intermediación seria y transparente para garantizar el futuro del grupo ALFA.

Respecto al Administrador Concursal, mantenemos las mismas peticiones:

• Vender la empresa en un solo lote.
• La subrogación de los puestos de trabajo.
• Que no haya despidos traumáticos.
• Mejoras en las indemnizaciones para las trabajadoras y trabajadores que no quieran
continuar.
• Que todo este proceso se dé de una manera objetiva y transparente.

Lo hemos repetido en muchos comunicados, pero no nos cansaremos de volver a repetirlo una y otra vez que lo sucedido es responsabilidad única y exclusivamente de 3 personas, Jon Ander Buenetxea, Iñaki Uzkudun y Jorge Agirrebeña, los cuales, en una situación compleja como la que tenía el Grupo Alfa, con un convenio de acreedores en la mochila, se repartieron la friolera de 2.289.092 euros en vez de hacer frente a las deudas. Se repartieron este dinero de lo obtenido por la venta de Industrial GOL. Según los datos publicados por la SPRI, esta empresa fue vendida por 22 millones de euros. A día de hoy, todavía no sabemos dónde está el resto del dinero.

Desde el 11 de diciembre las y los trabajadores se encuentran en una situación de huelga indefinida. El seguimiento de la misma está siendo muy bueno y las y los trabajadores se encuentran motivados para seguir peleando por el mantenimiento de los puestos de trabajo.