Comunicado conjunto de LAB y ELA con motivo de la rueda de prensa de hoy:

LAB y ELA queremos alertar a la sociedad y a las instituciones  públicas de la situación de alarma roja que viven las trabajadoras del comercio. Alarma roja por la decisión de empresas que son referentes en el sector de destruir empleo y precarizar aún más las condiciones de trabajo. Por ello, las trabajadoras del comercio y grandes almacenes el 25 de Junio vamos a la huelga.

En los últimos meses, empresas como Inditex, H&M o El Corte Inglés han puesto en marcha procedimientos que pretenden cerrar tiendas, reducir plantillas y condenar al paro a personas que llevan años trabajando en ellas y precarizar el empleo a través de reducciones de jornadas. Y lo hacen a pesar de los cuantiosos beneficios obtenidos en los últimos años.

Inditex, a pesar de haber obtenido un beneficio neto de 3.800 millones de euros, en los últimos 4 meses ha cerrado 23 tiendas en Hego Euskal Herria con la consiguiente pérdida de empleo y deterioro de condiciones de trabajo a través de reducir la jornada a muchas trabajadoras.

El Corte Inglés con un beneficio de 310 millones de euros plantea cerrar 15 tiendas a nivel del estado y despedir a casi 3.300 trabajadoras.

H&M obtuvo en el 2019 1.200 millones de euros de beneficios, y a pesar de ello va a cerrar 26 tiendas en el estado español y va a destruir más de 900 puestos de trabajo además de reducir las condiciones de trabajo de cientos de trabajadoras.

Todos estos procesos han tenido en común que las empresas han llevado la negociación a nivel estatal, para poder negociar lejos de las mayorías que tenemos aquí, para negociar directamente con sindicatos que les pondrán la alfombra roja. Frente a estos, nosotras reivindicamos que el marco de negociación propio.

En el caso de H&M, sólo nuestra movilización sindical ha hecho posible que en Hego Euskal Herria la empresa y los sindicatos estatales firmantes hayan tenido que echar atrás los despidos y las Modificaciones Sustanciales de las Condiciones de Trabajo que querían imponernos.

LAB y ELA consideramos inadmisible que empresas con ingentes beneficios destruyan empleo y precaricen las condiciones de trabajo en un ámbito ya de por sí precarizado donde la norma son los bajos salarios y los contratos a tiempo parcial.

Mientras tanto, el comercio pequeño se está viendo obligado a bajar la persiana, destruyendo así más empleo, incapaz de competir con la velocidad, horarios y precios de las grandes corporaciones y plataformas digitales.

LAB y ELA creemos que este proceso de destrucción de empleo en el comercio no ha hecho más que empezar y que estas empresas continuarán con su estrategia a la que si no activamos la movilización, se sumarán muchas más.

Apelamos a la patronal para abordar elementos de negociación que contribuyan al mantenimiento del empleo, y entre otras cuestiones LAB y ELA reivindicamos la necesidad de abordar una drástica reducción de la jornada máxima en los convenios así como la regulación de nuevas categorías que surgen derivadas de la venta on line. Queremos empleo de calidad y con garantías.

No podemos permitir que bajo la excusa del incremento de la venta on line, estas empresas pongan impulsen procesos de digitalización que contribuyan a enriquecer aún más a unos pocos en detrimento de la clase trabajadora de este País y a destruir el empleo en el pequeño comercio.

Apelamos a las instituciones de este país para que pongan fin a esta situación, apelamos a los partidos políticos para que de una vez por todas asuman el compromiso de exigir y reivindicar la derogación de las reformas laborales que permiten que empresas con grandes beneficios destruyan empleo.

Por el mantenimiento del empleo y por convenios con contenidos dignos que los protegan, el 25 de junio las trabajadoras del comercio y grandes almacenes iremos a la huelga.