Mientras miles de pensionistas salen a la calle y se movilizan por sus justas reivindicaciones, el Parlamento de Gasteiz echa balones fuera y no quiere abordar aquí y en profundidad los problemas que tienen tantos miles de pensionistas.

Está bien que se pidan derogar algunos de los recortes que nos han impuesto desde el Estado. Pero lo verdaderamente necesario es abordar desde aquí un Sistema Propio de Protección y Seguridad Social que garantice ahora y en el futuro unas pensiones públicas dignas. Este momento requiere ese debate.

Hoy el Parlamento de Gasteiz ha perdido una oportunidad para avanzar en la reivindicación de un sistema propio. No sólo eso. Ha perdido una oportunidad para poder dignificar las pensiones más bajas porque ni siquiera ha contemplado la reivindicación de pensión mínima de 1080 euros. Reivindicación que en su día reclamaron en este Parlamento, las Plataformas de Pensionistas de Euskal Herria entregando vía Iniciativa Legislativa Popular 71.724 firmas.

Desde el sindicato LAB exigimos a las administraciones vascas que asuman la responsabilidad de garantizar a su ciudadanía, y a las personas pensionistas en particular, el derecho a la protección y bienestar social:

• Impulsando un proceso de construcción de un marco normativo que posibilite la creación de un Sistema Propio de protección y Seguridad Social. Sistema construido desde las mayorías sociales, sindicales y políticas vascas, con plena capacidad normativa y financiera que nos garantice que si aquí vivimos y aquí trabajamos, aquí tengamos el control y la decisión respecto a las cotizaciones que nos descuentan todos los meses y las prestaciones que recibimos.

• Asimismo, exigimos que se complementen las pensiones más bajas , por vía de los presupuestos públicos, hasta los mínimos de dignidad, que son 1,080 euros.