LABen industria federaziotik negoziazio kolektiboaren erreformak euskal langileengan izango dituen eraginak eta sindikatuak euskal negoziazio kolektiborako marko propioaren alde egindako lana eta aurrera begirako iniziatibak aurkeztu ditu gaur Bilbon.

Contenidos de la rueda de prensa
«La reforma de la negociación colectiva ha cambiado totalmente la manera de entender la negociación colectiva. Nos recorta el derecho para negociar en nuestro ámbito a los trabajadores vascos y vascas, en Madrid deciden qué podemos negociar aquí.

La reforma busca, eliminada la ultractividad, obligar a los trabajadores y trabajadoras a aceptar acuerdos sin contenido bajo la amenaza de aplicarnos el Convenio del metal estatal o el estatuto de los trabajadores. La patronal, así pues, quiere una negociación basada en la amenaza.

Las opciones de no aplicar lo acordado en los Convenios Colectivos se han multiplicado, haciendo una apuesta del arbitraje obligatorio en los procesos de descuelgue. De esta manera, la patronal decide cuándo aplica y cuándo no las condiciones acordadas.

La elección de la patronal CONFEBASK ha sido llevar la reforma hasta el final. Con esta decisión deja claro que no está pensando en un modelo propio, que no está cogiendo posición para tomar un camino propio. CONFEBASK está cómodo en Madrid, quiere la unilateralidad que le da la reforma . Quiere utilizar nuestra negociación colectiva para asegurarse la unilateralidad.

CONFEBASK deja claro que está pensando en beneficios a corto plazo. Le es igual tener un modelo productivo distinto, le es igual tener una ley contraria a dicho modelo, quieren beneficios a corto plazo. Por eso tienen las mesas sectoriales bloqueadas, por eso están quietos. LAB tiene claro solamente rompiendo la comodidad de la patronal, se desbloqueará la negociación colectiva.

La patronal con esa decisión ha optado por un modelo conflictivo.

Desde el inicio, la postura de LAB ha sido luchar por un marco propio de negociación colectiva y, para ello, hemos realizado diferentes iniciativas y propuestas. En su momento pusimos en marcha el proceso para acordar un Acuerdo Interprofesional para proteger de las reformas la negociación sectorial y blindar el derecho que tenemos a la negociación colectiva. No se consiguió porque la patronal quería utilizarlo para profundizar en la unilateralidad, uniendo el arbitraje obligatorio a la negociación.

La semana pasada y en la misma dirección, por iniciativa de LAB (a la que se sumó CCOO), se hizo una reunión para constituir el Acuerdo Marco Sectorial para el metal en la Comunidad Autónoma Vasca, instrumento no utilizado hasta ahora.

Es una herramienta jurídica válida para hablar sobre la estructura de la negociación colectiva, es una herramienta jurídica válida para proteger los convenios de aquí. Es una herramienta jurídica válida para blindar la negociación colectiva de aquí si hay voluntad por ambas partes.

− Es un instrumento para proteger los convenios provinciales frente a los estatales, para eso tiene base jurídica suficiente. Ante la negociación estatal, el Acuerdo Interprofesional o el Acuerdo Marco sectorial, tienen suficiente capacidad jurídica (AI general, AMS para el sector)

− La reforma antepone el ámbito de empresa al Convenio provincial, debilitando la condición de mínimos de los convenios. Si los sindicatos y la patronal tomáramos un compromiso claro de no negociar nada por debajo del provincial, la naturaleza de éste se mantendría como hasta ahora.

− Otras consecuencias de la reforma, ultractividad, descuelgues,.. no se regularán en este marco. Se negociarían en los convenio de sector y empresa, por tanto, no le corresponden a esta mesa.

La actitud de la patronal en la mesa deja claro que quiere llevar las reformas hasta el final. A la patronal no le gusta el Acuerdo Marco Sectorial no porque quiera proteger toda la negociación colectiva sectorial, sino porque quiere profundizar la reforma en el Acuerdo Interprofesional.

A la patronal no le gusta el AMS porque estando abierta la negociación de las mesas, se puede abrir la conflictividad EN EL SECTOR.

La actitud de la patronal demuestra que hemos acertado, solo activando la conflictividad sectorial, lograremos blindar el ámbito de negociación y superar el bloqueo de las mesas sectoriales.

LAB, por tanto, no da por cerrado este camino, en Septiembre vendremos con nuevas propuestas para fomentar la confrontación sectorial, en favor del derecho que tenemos para la negociación colectiva en los diferentes ámbitos.

Los responsables políticos desean mostrar que por medio de la reforma dándoles la unilateralidad a los empresarios saldremos de esta situación económica. Tenemos claro que esto es mentira, aún mas, la foto económica de EH deja claro que el empleo, las relaciones y los derechos laborales no son enemigos del crecimiento, pero los deseos especulativos de la patronal pueden romperlo todo.

LAB desde el inicio del ciclo de reformas ha realizado propuestas para hacer un camino propio. La situación macroeconómica actual, deja claro que es urgente dar pasos en este sentido. La situación empeora, las nuevos recortes y reformas profundizarán en el problema.

Es urgente un camino propio y para poder desarrollarlo, tenemos que eliminar la capacidad de imposición de las reformas. Está en juego el modelo productivo, los derechos laborales, el empleo y las relaciones laborales.

Es muy importante el derecho que tenemos para la negociación colectiva para poder hacer ese camino propio. A pesar que que EH no cuenta con competencia propia para crear derechos laborales, la negociación colectiva es la herramienta efectiva para desarrollar un modelo concreto de relaciones laborales. Por eso, se debe proteger y, por eso mismo, LAB ha hecho diferentes propuestas para el blindaje en todos los ámbitos.

Pero para poder hacer un modelo propio de negociación colectiva, debemos mover mucho a la patronal. Las valoraciones que realizan del ciclo de reformas, dejan claro que solamente la moverá un confrontación sostenida. Esta confrontación permanente es la única opción que deja la patronal a los trabajadores.

Necesitamos una alternativa para proteger los derechos de los trabajadores y trabajadoras de EH, una alternativa que limite la imposición, una alternativa que proteja el empleo y los derechos, una alternativa que tenga en cuenta el modelo productivo. Tenemos que pelear esa alternativa, por medio de la huelga general, mediante movilizaciones sectoriales. Solamente una lucha sostenida cambiará la actitud de esta patronal.

En favor de esta alternativa, LAB ha hecho recientemente diferentes propuestas, la última la del Acuerdo Marco Sectorial. Desde estos postulados hacemos la siguiente reflexión sobre lo ocurrido en la mesa de la semana pasada:

• Vemos positivo la presencia de los 4 sindicatos. Desde esta nueva foto, LAB llega a una conclusión. Los sindicatos y trabajadores de aquí no se sitúan en el 9 de julio de 2013. La ultractividad se cae el 8 de julio, tenemos todo un curso para pelear. No renunciamos al blindaje.
• La actitud patronal es muy negativa:
▪ Es mentira que hagamos peticiones ilegales, si hay acuerdo entre las partes se puede acordar la ultractividad. Si hay acuerdo entre las partes se puede evitar el arbitraje obligatorio para el descuelgue. Pero para ello hace falta voluntad.
▪ Es mentira que quiera proteger toda la negociación colectiva por medio del Acuerdo Interprofesional. Quiere utilizar el AI para desrregular las relaciones laborales, para profundizar en la unilateralidad dada por las reformas. Si no, habría acuerdo para proteger el marco mediante el AMS o el AI, llevando a la negociación de las mesas provinciales la ultractividad y el descuelgue. Pero no están haciendo eso, quieren cambiar uno por otro. ¿Para que blindar una negociación colectiva que les da unilateralidad a los empresarios?
▪ Pero consideramos, por lo menos, positivo ya que por medio del ejercicio del blindaje, queda clara la posición de la patronal.

De cara a septiembre propondremos nuevos pasos a los trabajadores, promoviendo la unidad sindical, para activar la necesaria confrontación permanente desde diferentes ámbitos, para debilitar la posición de la patronal y para ir construyendo la alternativa.»