2024-04-25
InicioAcción SocialMayores y PensionistasLAB: «Un Sistema Público Vasco de Pensiones es necesario y viable»

LAB: «Un Sistema Público Vasco de Pensiones es necesario y viable»


LAB ha denunciado que las pensiones, controladas y secuestradas por el Estado español, se están utilizando como un arma electora para disputarse electores, así como, para meter miedo respecto a la reivindicación de un modelo distinto y necesario para garantizar las pensiones públicas de las personas pensionistas vascas en Euskal Herria. LAB, además de exigir un debate serio al respecto, ha presentado su propuesta por un sistema vasco de seguridad social.

LAB reclama abordar un debate serio y pone, para ello, sobre la mesa una propuesta para garantizar nuestro sistema de pensiones

 Euskal gizarte segurantza sistemaren aldeko LABek proposamena

 
Propuesta de LAB por un sistema vasco de seguridad social
UNA SEGURIDAD SOCIAL PÚBLICA VASCA NO ES SOLO PERFECTAMENTE VIABLE, SINO TAMBIÉN NECESARIA

«UN DEBATE TRAMPOSO PARA METER MIEDO EN ELECCIONES

El PSE y PP están utilizando la campaña electoral para meter el miedo en el cuerpo con el tema de las pensiones. Están manipulando datos económicos, sin ningún tipo de rigor, para hacer creer que una Seguridad Social pública vasca es inviable.

El PSE y el PP están ocultando algo fundamental. Las pensiones no son algo que regala el Estado Español. Actualmente, las pensiones se financian con las cotizaciones de empresas y trabajadoras y trabajadores, también de Euskal Herria. Y el Estado, a través del sistema de Caja Única, se ha apropiado de esas cotizaciones y las gestiona con criterios políticos y económicos.

Todos sabemos que un sistema de pensiones no es un mero ejercicio de contabilidad. Es una parte esencial de la política económica de los países, de las prioridades que los gobiernos establecen en las políticas públicas, dependen del modelo de crecimiento económico por el que se opta, de las políticas de empleo que se impulsan y de la fiscalidad que se decide.

El sistema público de pensiones es ante todo, un problema político. Y lo es de tal magnitud, que con las pènsiones se pretenden ganar elecciones, defender la esencia misma del estado o excluir proyectos políticos independentistas. Quizá por esta razón, Patxi López, Basagoiti, algunos “expertos” a los que se adivina su afiliación política y sindical se han apresurado a decir que el sistema público vasco de pensiones es inviable. Estamos asistiendo a un baile de cifras indecente para demostrar la supuesta inviabilidad del sistema de pensiones. La frivolidad que están mostrando, no es sólo una temeridad, es un auténtico fraude a la sociedad vasca.

Es lo que tiene sentirse español. Su constitución española les legitima no tener que dar explicaciones para deslegitimar todo proyecto político, económico o social que no quepa en ella.

EL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES NO ES UNA CUESTIÓN DE CONTABILIDAD, SINO POLÍTICA Y SOCIAL

Aun reconociendo que la cuestión para dotarse de un sistema público de pensiones es esencialmente política, reparemos en los datos fiables con los que contamos actualmente:

• El saldo en materia de cotizaciones y prestaciones ha fluctuado en un sentido y en otro a lo largo del tiempo y así podemos decir que en el periodo 2000-2009, hemos trasferido 12.438,27 millones de euros netos a la Caja única de la Seguridad Social.
• Parte de los 60.000 millones del Fondo de reserva de la seguridad social es de las empresas y trabajadoras y trabajadores vascos; al menos, si se calcula en relación al concierto-convenio, el 7,28%.
• En el periodo 2004-2009 se han trasferido a Madrid vía cupo líquido mas de 11.700 millones de euros, mientras que las inversiones realizadas por el Estado en Euskal Herria fueron de 3.520 millones de euros y fundamentalmente en áreas de competencias del Estado.
• En el único estudio encargado por el Gobierno de Zapatero al Instituto de Estudios Fiscales publicado en 2008 con datos de 2005, titulado “Las balanzas fiscales de las CCAA españolas con las Administraciones Públicas Centrales”, en términos monetarios, el superávit de Hego Euskal Herria fue de 1.000 millones de euros.

De otra parte y sin pretender ser exhaustivos, hay que decir que los efectos de la especulación financiera e inmobiliaria en las cuentas públicas, las obras faraónicas, el TAV y otros megaproyectos, los fraudes y las subvenciones a fondo perdido ejecutados por los gobiernos de PSOE y PP nos suponen un sobrecosto de 3.000 millones de euros anuales.

Insistimos que nuestra defensa de un sistema público vasco de pensiones trasciende la contabilidad que gestiona el Estado. No sólo por que la pongamos o no en duda, que razones ya tenemos para ello, sino porque como hemos dicho al principio: no es una cuestión contable sino política y social.

Hoy la referencia de lo que hacen en España, no es nuestra referencia, ni es lo que necesita el tejido productivo y social vasco. Mas que preocuparse por lo bien o lo mal que nos va a ir a nosotros y nosotras, deberían preocuparse por lo suyo en España. A todas luces, si algún sistema de pensiones va a ser “inviable” será el de un Estado español que está derivando, por mandato constitucional, todos sus recursos al pago de los intereses de la banca en lugar de a necesidades sociales como las pensiones.

PROPUESTA PARA GARANTIZAR AQUÍ Y AHORA NUESTRAS PENSIONES

Una propuesta que propugna entre otras cuestiones, un modelo integral de garantía de rentas y protección social, con plena capacidad para decidir en función de las mayorías vascas la normativa y la financiación del sistema.

Un Sistema Público Vasco de Seguridad Social basado en:

• Una política de pleno empleo de calidad.
• Una mejora sustancial de las retribuciones salariales y la estabilidad en el empleo.
• Desarrollo de los servicios sociales públicos de calidad
• Ampliación de las políticas de conciliación de la vida laboral y vital.
• Afloramiento de la economía sumergida.
• Una política fiscal justa y progresiva.

Garantizar aquí y ahora nuestras pensiones:

• Creando un fondo de garantía financiado por las contribuciones de empresas y trabajadoras y trabajadores vascos y la parte correspondiente del Fondo de Reserva de la Seguridad Social del Estado. Más las aportaciones fiscales necesarias para su viabilidad.
• Eliminar las bonificaciones fiscales a los planes y fondos de pensiones privados.
• Incremento sustancial del gasto público en pensiones que está 4 puntos del PIB por debajo de la media de la UE.

Por ello, instamos al nuevo Gobierno de Gasteiz y al Parlamento a abordar un debate de estas características y extendemos esta necesidad de debate a los partidos políticos y Parlamento de Navarra. Demandamos de las instituciones vascas adopten cuantas iniciativas sean necesarias para garantizar nuestras pensiones públicas, aquí y ahora.

Euskal Herria, 12 de octubre de 2012»

AZKEN ALBISTEAK | ÚLTIMAS NOTICIAS

Euskara baztertzailetzat jo eta hizkuntzaren normalizazio prozesua kolpatzen duen enegarren epaia

Euskal administrazioa euskalduntzeko prozesuaren aurka pairatzen ari garen oldarraldiaren barruko epai berri bat ezagutu dugu. Kasu honetan, Donostiako Administrazioarekiko Auzien Epaitegiak Eibarko udaltzain lanpostu baterako euskara-eskakizuna frogatu beharretik salbuetsi ditu hautagaiak ezohiko egonkortze deialdi batean, hautagaietako batek jarritako helegitea partzialki onartuta.

Los sindicatos reivindicamos la urgencia de abordar la prevención para garantizar la salud laboral

Hoy, en vísperas del Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, los sindicatos LAB, ESK, STEILAS, EHNE-Etxalde, HIRU y CGT (este último en Nafarroa) queremos denunciar firmemente que las personas trabajadoras nos jugamos nuestra salud en empleos que no garantizan ingresos suficientes para una vida digna.

El Defensor del Pueblo recomienda a Educación “compensar” también al personal PT que ejerce en Formación Profesional

A solicitud de LAB, la institución que dirige Patxi Vera ha reclamado a Educación que adopte las medidas necesarias para que también al profesorado PT de Formación Profesional se el aplique el complemento del 5,45% del sueldo que ya reciben quienes están adscritos a la ESO.