Dos representantes del sindicato LAB y trabajadores de la Red de Salud Mental de Osakidetza han comparecido hoy en la Comisión de Sanidad del Parlamento Vasco. En la comparecencia han realizado un repaso a los cambios organizativos puestos en marcha por la dirección de Osakidetza y han dejado clara la postura de LAB: hay que sacar a la salud mental de lugar al que ha sido condenada durante mucho tiempo y modernizarla, pero no mediante el cierre de camas hospitalarias, la reducción de personal y la privatización del sector.

En este sentido, han señalado que esas son la causa de las movilizaciones que los y las trabajadoras de la Salud Mental de Bizkaia llevan meses realizando. Las reivindicaciones de LAB pasan por: inversión en Salud Mental equiparable a Europa; planificación adecuada, democrática y optimización de los recursos; incremento del gasto social para ayudar a las familias; crecimiento de plantilla y definición clara de funciones; aumento de plazas de MIR, PIR y EIR para dar atención a una demanda creciente; y formación adecuada y actualizada para todo el personal.