LAB ha realizado una iniciativa de protesta hoy en Gasteiz, en los Servicios Centrales de Osakidetza, para reivindicar que el sistema de contratación que convierte a las y los trabajadores en esclavos y esclavas tiene alternativas. Hemos indicado que adoptando medidas concretas se puede conseguir un sistema de contratación justo y transparente. Tal y como indican las sentencias europeas, el sistema de contratación utilizado por Osakidetza y el Gobierno Vasco en los servicios públicos genera precariedad. Esto deja claro que debe iniciarse una verdadera negociación colectiva que suponga, entre otras cosas, la consecución de un nuevo acuerdo sobre contratación.

LAB lleva todo el curso denunciando los fraudes que Osakidetza hace en las contrataciones. Al principio de curso denunciábamos las artimañas que las diferentes direcciones de Osakidetza utilizan para hacer contrataciones a la carta. En una segunda fase, denunciamos la utilización masiva de los contratos de acumulaciones de tareas. Contratos que según directrices europeas Osakidetza debe dejar de hacer porque son fraudulentos.

En esta ocasión especificamos el modelo de contratación que LAB defiende, nuestra alternativa. No son reivindicaciones nuevas, ya que en diferentes ocasiones han sido remitidas a Osakidetza.

Eliminar la precariedad en el empleo

-Desaparición de la modalidad de la contratación por acumulación de tareas y refuerzo. Crear puestos de trabajo consolidados. Aclarar los tipos de contrato existentes y para qué se utilizan.

-Oferta de contratos con todas las garantías: contratos de calidad en duración, carteleras y descansos; que en todos los contratos con duración superior a 5 días se entregue junto al contrato el calendario de trabajo en el que se prevea el descanso correspondiente; posibilidad de renunciar a una oferta de trabajo sin penalización durante los 2 días posteriores a haber trabajado 5 días de forma consecutiva en cualquier organización de servicios; firma del contrato detallado antes de que este comience.

Facilitar el acceso y hacer transparente la gestión de las listas de contratación

-Después de cada OPE Osakidetza incluirá a las personas opositoras en las listas de contratación. Es inadmisible que por no hacer un trámite burocrático algunas personas se queden fuera de las listas.

-Respeto a las listas siempre y en todos los centros. No al tratamiento específico que en algunos casos se realiza en relación a los contratos de interinidad.

-Aplicar mecanismos de verificación para una contratación transparente. Publicación en internet de las listas de contratación y de todos los contratos realizados.

-Negociación, con la parte sindical, de un protocolo para elaborar listas permanentemente abiertas. – Posibilidad de elegir todos los centros de trabajo y tipos de jornadas que se deseen. Al menos una vez al año, se podrán modificar las opciones elegidas.

Todo lo anterior pone de manifiesto la necesidad de negociar un nuevo acuerdo de contratación. Un nuevo acuerdo que cierre la puerta a la precariedad y apueste por garantizar los derechos de los y las trabajadoras de Osakidetza. Aunque hasta ahora no hemos visto a Osakidetza en esa clave, confiamos plenamente en abrir los caminos de la negociación mediante la movilización.