En su última oferta de empleo sitúa el nivel de inglés por encima del conocimiento del euskera.

LAB solicita que se anule esta oferta de trabajo o, en su defecto, que se aumente el conocimiento del euskara a B2.

El domingo 6 de mayo se publicó en diferentes medios de prensa, así como en la página web de Metro Bilbao, una oferta de trabajo para cubrir un puesto de Analista Informático en las oficinas centrales de suburbano. En el apartado de requisitos, el conocimiento de idiomas se recoge de la siguiente manera: “Es necesario aportar conocimientos de Euskera a nivel B1 e Inglés a nivel B2”.

De esta manera, una empresa de carácter público como Metro Bilbao está restando entidad al euskara, una de las lenguas oficiales de la CAPV, posicionándola por debajo de una lengua ajena y no oficial. Así mismo, se están vulnerando los derechos lingüísticos tanto del personal laboral como de las personas usuarias del metro, ya que actuando de este modo se está dificultando la posibilidad de trabajar y atender en euskara.

¿Alguien comprendería en alguna otra parte del mundo que se exija más conocimientos de un idioma extranjero, que del propio?

Metro Bilbao, en vez de dar pasos para que el euskara sea una lengua de servicio y de trabajo, potencia otras lenguas, especialmente el inglés, en contra de los objetivos de los planes lingüísticos del Gobierno Vasco y del compromiso adquirido por esta entidad con el certificado BIKAIN.

LAB solicita a la dirección de Metro Bilbao que, para garantizar los derechos lingüísticos en el ámbito de trabajo, anule esta convocatoria de empleo, o en su defecto aumente el requisito de conocimiento del euskara a B2.

Asimismo, instamos al resto de sindicatos y a otras instituciones que se puedan verse afectadas por esta medida, a intensificar su trabajo en defensa de los derechos lingüísticos y la normalización del euskera en el ámbito laboral.