LAB denuncia la situación que las y los trabajadores de Lurgoien S.A., empresa dedicada a la construcción, están sufriendo y se opone rotundamente a la intención de la empresa de querer despedir a sus 35 trabajadores. Nos hemos concentrado hoy ante su sede, en Donostia, para denunciar esta situación.

Las y los trabajadores de Lurgoien están viviendo una situación absolutamente de indefensión. La empresa lleva varios meses sin darles trabajo. Les adeuda las nóminas de mayo, junio y la paga extra de verano. Y, finalmente, el 15 de junio les comunica su intención de proceder a realizar un ERE, despido colectivo, sin tener más noticias desde esa fecha.

Como consecuencia de esta situación, se han rescindido diferentes contratos y obras que estaban realizando o tenían adjudicadas. Lurgoien pertenece al grupo Balzola, empresa que hace unos meses ha presentado también un ERE de extinción para sus trabajadoras y trabajadores en Bizkaia.

A nuestro juicio, la empresa está provocando una situación que justifique esa situación de cierre con la pérdida deliberada de esos contratos. Tenemos claro que la empresa Lurgoien tenía trabajo y era viable, pero la situación financiera del grupo Balzola le está arrastrando a una situación de cierre.

LAB exige al grupo el pago de las nóminas adeudadas, que informe inmediatamente de los planes de la empresa y un plan de viabilidad que evite el cierre de la misma.