La mayoría sindical vasca se ha manifestado hoy por las calles de Bilbo para denunciar los accidentes laborales. Los convocantes han exigido a las instituciones medidas concretas, al tiempo que han remarcado que la precariedad está detrás de la siniestralidad laboral. La secretaria general de LAB ha recordado, frente a la sede de Confebask, a los 53 trabajadores fallecidos este año en Hego Euskal Herria.

Es indudable que la precariedad mata. Esta afirmación se corrobora con datos: 53 personas han muerto este año en el trabajo, en lo que respecta a Hego Euskal Herria. Además, un tercio de los accidentes mortales corresponden a subcontratas. Estamos ante un problema muy grave, ya que las razones estructurales de la siniestralidad laboral residen en la precariedad, en la poca calidad del empleo y en la falta de medidas adecuadas en materia de prevención. Por todo ello, para exigir medidas para acabar con los accidentes en el trabajo, la mayoría sindical vasca se ha manifestado hoy en Bilbo, bajo el lema "Prekarietatea hiltzailea, lan istripu gehiagorik ez".

La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha comparecido frente a la sede de Confebask, donde ha exigido voluntad política para evitar accidentes laborales. "Las instituciones miran para otro lado ante un accidente laboral", ha denunciado. "Son muchas las muertes laborales que se podrían haber evitado. Esta es la denuncia más contundente que puede hacer el sindicalismo o cualquier trabajador", ha remarcado. Mejorar las condiciones laborales, adoptar medidas adecuadas en materia de seguridad e invertir en prevención. Estas son las exigencias que ha realizado Etxaide, pero, junto a ellas, ha pedido a las instituciones que tomen la iniciativa: "No hay excusas para no reforzar la iniciativa institucional ante los accidentes en el trabajo. Lo que ocurre es que no lo consideran prioridad, y, mientras eso sea así, seguiremos movilizándonos".

En la protesta de Bilbo se ha recordado a los 53 trabajadores fallecidos este año en Hego Euskal Herria.