El 30 de abril se celebraron elecciones sindicales en la Ikastola ARGIA de Tudela. Se elegían tres representantes por voto directo (cada trabajador y trabajadora dispone de tres votos para poder elegir a tres personas). LAB presentó tres candidatos, mientras que ELA presentó a uno.

Los candidatos de LAB obtuvieron 27, 25 y 24 votos, mientras que el de ELA obtenía 4 votos. No hay duda de cuál es la voluntad mayoritaria de la plantilla.

Pues bien, ELA ha decidido impugnar las elecciones argumentando que una persona en excedencia voluntaria de tres años, con derecho a reincorporación, no debería formar parte del censo electoral, puesto que, según interpreta ELA, el derecho a reincorporación no queda suficientemente acreditado.

Interpretación ésta, más restrictiva que la de la propia empresa (en este caso la Ikastola) que en todo momento ha reconocido el derecho a reincorporarse, incluso a puesto concreto que dejó antes de la excedencia, en virtud del convenio que firmamos LAB como sindicato mayoritario pero casualmente, también ELA.

Por el momento, las elecciones deberán repetirse por orden de laudo arbitral, aunque LAB va a llevar este caso hasta las últimas consecuencias y será un juez quien tenga la última palabra.

Pero para LAB, lo más importante es que ELA haya sembrado la duda en un aspecto del convenio como son las excedencias de tres años con reserva del puesto, al que muchos trabajadores y trabajadoras se vienen acogiendo sin ningún tipo de problema. Y además, se juegue con ese derecho de los trabajadores y trabajadoras con el fin mezquino de que en la ikastola Argia haya 3 representantes menos y buscar precisamente restárselos al sindicato LAB.