Los trabajadores y trabajadoras del sector público hemos salido a la calle para defender nuestros derechos y exigir un cambio en las políticas públicas que garantice el acceso universal a la salud, la educación y la protección social. 
Hemos denunciado que quienes hoy gobiernan tanto en España como en la CAV y Navarra no tienen más cometido que poner a disposición de banqueros y grandes empresas los recursos públicos.

Gracias a las Huelgas y a las movilizaciones, ya no engañan a nadie. Tiran primero la piedra y ahora pretenden esconder la mano, como Jiménez y López en Nafarroa y la CAV, quienes después de defender y aplicar recortes hacen poses de mera propaganda aparentando desvincularse de ese tipo de decisiones. Aquí parece que nadie es responsable de nada.

Están destruyendo los servicios públicos, para dejarlos en su mínima expresión y que unos pocos hagan negocio con nuestros derechos. Privatizan los servicios públicos y quieren que cada vez haya menos servicios públicos para que la gente tenga que buscarse la vida en el sector privado.

Quieren que paguemos dos veces los servicios públicos: primero, vía impuestos donde las rentas del trabajo son la aportación fundamental y empresarios y profesionales declaran rentas inferiores en 10.000 euros anuales a las rentas de trabajadoras y trabajadores; segundo, pagando de nuestro bolsillo servicios que deberían ser universales y gratuitos.

A menos servicios públicos, menores plantillas. Miles de trabajadores y trabajadoras de la Administración y servicios públicos van a perder su empleo; los gobiernos de la CAV y Nafarroa empezaron con los eventuales y las sustituciones, pero continuarán con los expedientes de regulación de empleo y los despidos de personal fijo, y a eso le llamarán “modernización de la Administración”.

Destruyen servicios públicos y empleo y empeoran nuestras condiciones de trabajo porque ni se atreven con los especuladores, ni les interesa.

Hemos conseguido que no engañen a nadie y con esta Huelga les tenemos que obligar a cambiar sus políticas, o a que se marchen. Los responsables deben pagar por ello. Y los responsables son el Gobierno del PP en Madrid y quienes hoy sumisamente gobiernan en Navarra y la CAV. No valen excusas, ni declaraciones vacías; queremos hechos.

Exigimos cambiar las políticas públicas; nosotras y nosotros queremos tomar nuestras propias decisiones; queremos decidir en qué se emplea el dinero de nuestros impuestos, cómo impulsar nuestros servicios públicos y crear empleo de calidad y organizar nuestra economía para conseguirlo.

Exigimos a los gobiernos de Nafarroa y la CAV que hagan suyo el clamor popular expresado en la Huelga General del 29 de Marzo, respeten la voluntad de las trabajadoras y trabajadores de Euskal Herria y adopten las medidas necesarias para garantizar los servicios públicos y generar un reparto equitativo de la riqueza que permita a cuantas personas viven en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa acceder a un empleo de calidad y a unas condiciones de vida dignas.

Exigimos a las instituciones públicas de Hego Euskal Herria que no apliquen las medidas del Gobierno Español.

Exigimos al gobierno de la CAV y al de Navarra que dejen de vender humo con recursos.
Si de verdad quieren defender nuestros derechos, que Patxi López y Yolanda Barcina dejen sin efecto las decisiones de recortes que han realizado motu propio en los últimos años e incrementen los presupuestos para sanidad, educación y protección social, hasta igualarnos a la media de la UE.

Exigimos que partidos políticos e instituciones de Euskal Herria tomen cuantas medidas sean precisas para que aquí y ahora, nosotras y nosotros seamos quienes decidamos la política económica, laboral y social que más nos conviene. Y si no tienen intención de hacerlo, que se vayan.

Dentro del Estado Español no tenemos posibilidades para cambiar el modelo socio-económico, y vamos a la ruina.

En consecuencia, convocamos tanto a las movilizaciones que se llevarán a cabo junto con los agentes sociales los próximos días 20 y 26 de mayo en Bilbo, Gasteiz, Iruñea y Donostia, así como a la jornada de Huelga en el Sector Público de Hego Euskal Herria del día 31 de Mayo.