Más que reconstruir lo anterior, queremos un cambio de modelo a la medida de las y los trabajadores, y así lo estamos reivindicando en el marco de la campaña «Badugu aukera. Vamos hacia el cambio». Así, Garbiñe Aranburu y Gorka Berasategi, secretaria general y secretario de la Federación de Servicios Públicos de LAB, respectivamente, han comparecido para destacar que en la actual coyuntura entre los principales retos del sindicato se encuentran reforzar los servicios públicos y crear un sistema público de cuidados. En concreto, hemos presentado propuestas concretas para conseguir estos objetivos y, en vísperas de las elecciones del 12 de julio, hemos hecho un llamamiento a los partidos para que las tengan.

«La pandemia ha hecho aún más evidente la necesidad de poner fin a la política de privatización, mercantilización y de concertación de los servicios públicos. Es hora de replantearse el modelo de los servicios públicos. Lo que tiene que primar es dar un servicio de calidad». Así ha comenzado su intervención Garbiñe Aranburu en la comparecencia ante los medios.

Así, ha señalado que para dar un servicio de calidad a las y los ciudadanos primero hay que mejorar las condiciones laborales de las y los trabajadores porque en el sector público predomina la precariedad. Lo tenemos claro en el sindicato: hay que reducir la temporalidad de las y los trabajadores públicos al 8%; hacen falta nuevas leyes para mejorar los ratios en el cuidado, en la atención sanitaria y en la educación; urge dar una solución a la situación de las y los rabajadores interinos; hay que poner en marcha procesos de estabilización del empleo; hacen falta leyes que garanticen los derechos lingüísticos.

Asimismo, los servicios públicos, para prestar un servicio de calidad a la ciudadanía, se tienen que ofrecer desde lo público, empezando por lo más urgente:

-Reforzar el sistema público de sanidad: hay que apostar por un servicio de atención primaria de calidad, destinando más recursos; se necesita un plan para poner fin a la política de concertación de la sanidad pública, recuperando los servicios que han sido concertados; hay que ampliar el catálogo de servicios. Por ejemplo, las y los dentistas.

-Hay que publificar el cuidado de las personas mayores: las empresas y las fundaciones privadas tienen que desaparecer y hay que abordar un proceso de publificación de las y los trabajadores.

Para hacer todo esto posible, para dar un servicio de calidad, hay que hacerlo desde aquí. Hay que frenar la política de centralización. No tiene sentido que el modelo de sector público y las condiciones laborales y salariales de las y los trabajadores públicos se decidan en Madrid. En Nafarroa se tiene que renovar el Estatuto de la Función Pública y en la CAV hay que aprobar una ley soberana de Función Pública para no depender del Estado y esas leyes se deben respetar sin ninguna injerencia estatal.

Por otro lado, las competencias existentes se deben aprovechar para no privatizar más y para publificar creando un sector público no dependiente de las empresas privadas. Las competencias existentes se deben aprovechar para una mayor inversión en el sector público, como puede ser en Sanidad o en Educación, pero durante los últimos años no ha sido así. En los presupuestos de la CAV y también en Nafarroa, ha habido recortes.

Para reforzar el sector público hay que invertir más dinero. Y no hay inversión si no se toca la política fiscal. Hay que recaudar más dinero y se tiene que hacer de manera más progresiva. El lehendakari Urkullu dice que no subir impuestos no equivale a recortes, Eso es mentira. Hay que hablar claro: si se mantiene el actual Gobierno, se va a debilitar el sector público. Se están haciendo y van a seguir con las políticas neoliberales y la política de recortes.

Cambio social necesario
Faltan pocos días para las elecciones del 12 de julio. En Euskal Herria somos una mayoría sindical y social quien ha salido a la calle a reivindicar el cambio social. Somos una mayoría quienes defendemos otro sector público. Tenemos mucho que decir el 12 de julio, llevando esa lucha por el cambio social a las instituciones e impulsando el cambio político.