LAB no aceptará este engaño y continuaremos luchando a favor de la gratuidad del Consorcio Haurreskolak.

A comienzos de este año, el Gobierno Vasco junto a las Diputaciones y EUDEL firmaron el Pacto Vasco por las Familias y la Infancia en el cual se comprometían a desarrollar políticas públicas en apoyo a las familias.

Entonces señalamos que entre otras cosas, este acuerdo no recogía el derecho a la educación basado en el principio de igualdad, y que en ese sentido, no daba ningún paso a favor de la gratuidad en el servicio que ofrece Haurreskolak Partzuergoa.

Por otra parte, el día 21 de marzo, tras el debate monográfico acerca de las políticas sobre familia, el Parlamento Vasco solicitó al Gobierno Vasco que, como primer paso en el camino hacia la gratuidad y para profundizar en su progresividad, el servicio de Haurreskolak se ofertara de manera gratuita a las familias con ingresos inferiores a 18.000 euros anuales.

Con todo esto, LAB solicitó al Gobierno Vasco la aplicación de esta mejora para que entrase en vigor el próximo curso 18/19 ya que próximamente, desde el 30 de Abril y hasta el 11 de Mayo, se abre el periodo de matriculación en el Consorcio Haurreskolak.

La Consejera de Educación y presidenta del Comité Directivo del Consorcio Haurreskolak Cristina Uriarte, rechazó la propuesta de gratuidad para familias con ingresos inferiores a 18.000 euros anuales, en la reunión que se celebró el pasado 17 de abril, relacionando la entrada en vigor de estas medidas con un análisis profundo de éstas y con los presupuestos.

Tras esta negativa, LAB quiere denunciar que el Gobierno Vasco, tras realizar una fuerte campaña mediática en torno a las medidas a favor de la conciliación de la vida familiar y laboral, no las pondrá todavía en vigor.

En opinión de LAB, en la medida de que el Consorcio Haurreskolak proviene de un acuerdo entre municipios vascos y el Gobierno Autonómico para ofrecer un servicio educativo a las y los niños de entre 0-2 años, la Administración ha de garantizar un derecho universal para que los niños y niñas del primer ciclo de educación infantil (0-3 años) puedan acceder a un servicio educativo de calidad, gratuito y euskaldun.

Además la situación se tercia más grave, ya que en los presupuestos para el 2018 se ha incrementado en 1 millón de euros más, hasta llegar 25.267.322 euros, la asignación para las escuelas infantiles de 0-3 de titularidad privada. Todo ello sin establecer ningún control en torno a sus cuotas y proyectos educativos.

Por el contrario, no se plantea ningún incremento de la inversión en los presupuestos destinados a las familias del Consorcio Haurreskolas, que ya hace unos años sustituyó el presupuesto destinado a becas por un insuficiente sistema de bonificaciones en base a la renta familiar.
LAB no aceptará este engaño y continuaremos luchando a favor de la gratuidad del Consorcio Haurreskolak, continuaremos tejiendo un sistema educativo propio.