Convocados por los sindicatos CCOO, ELA, CSIF, LAB y CGT trabajadores y trabajadoras de la Administración de Justicia de Euskadi se han concentrado en Barakaldo para denunciar la actitud de no negociación del Ministerio y el Departamento de Justicia del Gobierno Vasco, así como la política de recortes y proyectos privatizadores que ponen en jaque la universalidad y gratuidad de la justicia. 

NOTA DE LOS SINDICATOS
CCOO, ELA, CSIF, LAB y CGT

Los sindicatos CCOO, ELA, CSIF, LAB y CGT con ámbito de representación en la Administración de Justicia en Euskadi queremos aprovechar la ocasión para realizar una serie de reflexiones. 

La Administración de Justicia es un servicio público esencial, y como tal no puede quedarse anclado en el tiempo y debe evolucionar al mismo ritmo que la sociedad a la que sirve, ofreciéndole un servicio público y gratuito. El Personal al servicio de la Administración de Justicia, a través de sus representantes, quiere y debe contribuir al proceso de configuración de las nuevas estructuras; aportar ideas que permitan corregir las deficiencias que se observan en el funcionamiento diario de la oficina. Pero lamentablemente hasta la fecha, no nos han tenido en cuenta. Como sindicatos queremos denunciar la falta de una negociación seria por parte del Ministerio y del Departamento de Justicia del Gobierno Vasco (cada uno en el área que le corresponde), así como las políticas de recortes y proyectos privatizadores que ponen en jaque la universalidad y gratuidad de la justicia. En este ambicioso proyecto es necesario contar con todos los implicados: jueces, fiscales, secretarios, abogados, procuradores, juristas y por supuesto con el colectivo de trabajadores y trabajadoras que prestan sus servicios en los diferentes órganos judiciales. Pero parece que estos últimos molestamos con nuestras ideas. Sin la colaboración del personal el proyecto se implantará con dificultad, lo que redundará en la calidad del servicio. 

Por consiguiente, instamos a las dos administraciones a sustituir los actos propagandísticos, dirigidos a la cosecha de votos, por una auténtica voluntad de diálogo y colaboración con todos los agentes afectados. 

Mientras llega ese momento les pedimos que no hagan política con nuestros puestos de trabajo.