Barakaldo Naturala ha registrado una petición a Fomento para que declare nulo de pleno derecho el Estudio Informativo para la fase 1 de la Variante Sur Ferroviaria y, en consecuencia, dé por cerrado el procedimiento abierto encaminado a la declaración medioambiental y su aprobación formal, ya que la vigencia de la encomienda para ello expiró el 30 de junio de 2018. LAB ha estado presente en la comparecencia realizada por Barakaldo Naturala, junto a otros agentes, para dar su apoyo.

Este es el comunicado emitido por Barakaldo Naturala:

Barakaldo Naturala pide a Fomento declaración de nulidad para el Estudio Informativo de Variante Sur Ferroviaria. Fase 1 por haber caducado la encomienda otorgada al Gobierno vasco.

Ahora nos explicamos las prisas manifestadas por ahora diputado electo Aitor Esteban que señalaba que hay que hacerlo "cuanto antes".

Barakaldo Naturala ha registrado una petición a Fomento para que declare NULO de pleno derecho el Estudio Informativo para la fase 1 de la Variante Sur Ferroviaria y, en consecuencia, dé por cerrado el procedimiento abierto encaminado a la declaración medioambiental y su aprobación formal, ya que la vigencia de la encomienda para ello expiró el 30 de junio de 2018.

Habiendo transcurrido ese plazo, la encomienda de gestión en lo que corresponde a esta cuestión decae o caduca. Por ley, la encomienda debe necesariamente ajustarse a las previsiones legales y al propio contenido del Convenio en el que se ha formalizado, lo que no ha sido el caso. Concretamente, en su claúsula Segunda establece lo siguiente:

"En caso de que fuera necesaria la redacción de la modificación del estudio informativo de la fase 1: Túnel de Serantes- Olabeaga, el Ministerio de Fomento encomienda su redacción a la Administración General de la Comunidad Autónoma de Euskadi; correspondiendo en todo caso al Ministerio de Fomento, y conforme a lo dispuesto en el artículo 5 de la Ley 38/2015, de 29 de septiembre, del Sector Ferroviario, su tramitación administrativa, obtención de la correspondiente declaración de impacto ambiental del órgano ambiental competente, y aprobación formal de un estudio informativo, durante el primer semestre del año 2018."

Es evidente que el Gobierno vasco no ha sido capaz de trasladar a Fomento el nuevo estudio informativo a tiempo para cumplir con el plazo establecido para su aprobación formal y, por tanto, afronta la redacción del mismo carente de habilitación competencial para ello. Así pués, toda decisión relativa a este Estudio Informativo adoptada en virtud del Convenio es contraria a Derecho, ateniéndonos a la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público.

Ahora sí nos explicamos a qué venían las prisas manifestadas por el entonces candidato y hoy diputado electo del Congreso, Aitor Esteban, en el mitin de campaña electoral realizado en Barakaldo señalando que éste es un proyecto que "debe hacerse cuanto antes", bajo la mirada complaciente de Amaia del Campo. Quizás sea porque esas personas "muy expertas" a las que aludía la consejera Arantxa Tapia en su comparecencia del 4 de febrero en el Parlamento vasco ya habían alertado de esta circunstancia y decidieron que su mejor opción era una huida hacia adelante. En cualquier caso, habrán de saber que de persistir en seguir adelante con este proceso, los responsables de las decisiones que deriven de tal actitud estarían incurriendo en prevaricación.

Por nuestra parte y una vez registrada ya esta petición de nulidad a la Subdirección General de Planificación Ferroviaria, seguiremos trabajando en las alegaciones a ese Estudio que catalogamos como NULO de pleno de derecho, no ya con objeto de modificarlo sino para hacer ver que frente a un planteamiento con unas virtudes más que cuestionables, e incluso maquilladas, existen alternativas como las planteadas por Barakaldo Naturala de soterramiento y modernización de las Líneas C1 y C2, que responden perfectamente al objetivo de incrementar el tráfico de mercancías del puerto, interoperabilidad con corredores europeos y capacidad para trenes de mayor longitud, además de conllevar importantes beneficios sociales y una mayor posiblidad de retorno de la inversión de dinero público realizada gracias a la liberación de decenas de miles de metros cuadrados en suelo urbano. Pero, sobre todo, unas alternativas que, además de apostar por una modalidad de transporte menos contaminante, son absolutamente respetuosas con nuestra mejor aliada para combatir el cambio climático: la Naturaleza.

Esperemos que sea atendida nuestra petición de nulidad y que , si a futuro se vuelve a plantear este tema, estén también encima de la mesa nuestras alternativas y valoren la conveniencia de abrir un proceso de participación social antes de definir trazados.