LAB también estará en la próxima mesa negociadora, convocada para mañana 15 de marzo, defendiendo una plataforma conjunta. Pero antes de ello, hoy hemos vuelto a salir a la calle, primero con una kalejira y luego con una concentración frente a la Diputación de Araba.

LAB lleva ya dos jornadas de huelga en el Sector de Ayuda a Domicilio de Araba con más del 30% de seguimiento. Esto supone un éxito para un sector cuyos servicios mínimos son abusivos, ya que prácticamente todo el año trabajan en servicios mínimos, y que están disperso por todo Araba.

Éste un sector muy feminizado y precarizado, con grandes obstáculos para poder conciliar la vida laboral, social y personal, con parcialidad de las jornadas de trabajo y disponibilidad de 10 horas al día, con un sistema organizativo basado en la "productividad" y no en lo asistencial, además de sufrir una falta de reconocimiento de la labor realizada y de los problemas musculo esqueléticos derivados de este trabajo y que luego no se reconocen como enfermedad laboral.

El convenio del Servicio de Ayuda a Domicilio se encuentra en ultraactividad desde el 2011. Esto ha supuesto una pérdida del 7,4% del poder adquisitivo, así como la congelación y no actualización de otras condiciones laborales.