La reunión de ayer de la mesa del metal de Bizkaia volvió a confirmar lo lejos que están las posiciones de la patronal y los sindicatos. La patronal fvem apenas hizo movimiento alguno, aumentando únicamente un 0,5 su oferta salarial para el 2018 y rechazando todas las propuestas sindicales (jornada, ultractividad, reducir eventualidad, subrogación, licencias…).

La reunión de ayer de la mesa del metal de Bizkaia volvió a confirmar lo lejos que están las posiciones de la patronal y los sindicatos. La patronal fvem apenas hizo movimiento alguno, aumentando únicamente un 0,5 su oferta salarial para el 2018 y rechazando todas las propuestas sindicales (jornada, ultractividad, reducir eventualidad, subrogación, licencias…).

Todos los sindicatos calificaron de insuficiente la propuesta empresarial y manifestaron que la misma está muy lejos de sus pretensiones. Después de 10 reuniones de la mesa negociadora es evidente el bloqueo en la misma y que la patronal no va a aceptar las demandas fundamentales de los sindicatos, salvo que le obliguemos a hacerlo.

Esas fueron las razones por las que el sindicato LAB decidió que no podíamos seguir mirando para otro lado, normalizando una situación de bloqueo y falta de avances en la mesa de negociación. Lab lo tiene claro, debemos mover la posición inmovilista y cómoda de la patronal, a través de la movilización de las y los trabajadores tanto en los centros de trabajo como en el sector.

Al resto de sindicatos, ELA, CCOO y UGT, les hacemos una pregunta, ¿qué piensan hacer para que la patronal acepte las demandas sindicales? ¿se van a limitar a criticar a la patronal y sacar comunicados diciendo que los contenidos son insuficientes sentandos cómodamente en una mesa que no avanza? LAB no ve otro camino que la movilización y la determinación de las y los trabajadores para lograrlo.