Ayer, 27 de diciembre, se tenía que haber reunido la mesa de negociación del metal de Gipuzkoa. Utilizando como excusa la concentración de LAB poco antes de la reunión los miembros de la mencionada plataforma empresarial no acudieron a la reunión. Para LAB lo argumentado por los miembros de ADEGI no es más que una excusa barata para alargar la negociación en el tiempo en detrimento de los y las trabajadoras.

Ayer, 27 de diciembre, jueves, se tenía que haber reunido la mesa de negociación del metal de Gipuzkoa a las 11:30 de la mañana en la sede del CRL de Donostia. El sindicato LAB había convocado una concentración de delegados y delegadas del metal a las 11:00 horas para denunciar la falta de voluntad de ADEGI para llegar a un acuerdo. Los miembros de la mencionada plataforma empresarial, Nerea Zamacola y Juan Ramón Apezetxea, utilizando como excusa la concentración de LAB, no acudieron a la reunión. Según ellos, la concentración atenta contra la buena fé para negociar y que si seguíamos con la concentración no iban a acudir a la reunión.

A nuestro entender, lo argumentado por los miembros de ADEGI no es más que una excusa barata para alargar la negociación en el tiempo. Son conocedores de que si llegamos al 8 de julio del 2013 sin haber acordado un nuevo convenio podrán aplicar el convenio estatal o en su defecto el estatuto de los trabajadores, con todas las consecuencias negativas que ello acarrearía para los y las trabajadoras del metal de Gipuzkoa, empeorando de manera muy importante las condiciones laborales de más de 50.000 trabajadores y trabajadoras.

Nosotros y nosotras, el 3 de diciembre llevamos a la mesa una propuesta en aras de desbloquearla proponiendo modificaciones en nuestra plataforma inicial e incidiendo en las claúsulas de blindaje contra la reforma laboral aprobada por el gobierno de Rajoy. Pero ADEGI no renuncia a la facultad que le otorga dicha reforma para empeorar las condiciones de trabajo de miles de metalúrgicos y metalúrgicas de Gipuzkoa.

A nuestro juicio, el hecho de que los responsables de ADEGI no hayan acudido a la reunión de hoy es una gran irresponsabilidad, una gran falta de respeto hacia los y las trabajadoras del sector y sobre todo, una evidente muestra de su talante “negociador”. Dicen que quieren un marco estable de relaciones laborales pero no hacen el más mínimo esfuerzo para conseguirlo, que es aparecer a una reunión acordada con ellos en la anterior reunión.

Sabemos que no tienen voluntad de negociar. LAB apuesta claramente por el convenio provincial. Viendo la falta de voluntad de ADEGI de llegar a acuerdos no tendremos más opción que endurecer las movilizaciones. Los demás sindicatos también, a nuestro entender, tendrán que clarificar cual es su postura. Por una parte los sindicatos CCOO y UGT tendrán que dilucidar si apuestan a favor del convenio provincial o si apuestan por el convenio de ámbito estatal. No se puede decir que se está a favor del convenio provincial y a su vez negociar un convenio de ámbito estatal que a todas luces va a empeorar las condiciones de los y las trabajadoras del metal de Gipuzkoa y va a ser utilizado como arma arrojadiza en contra de los intereses de los y las trabajadoras del metal de Euskal Herria.

Por otra parte, el sindicato ELA que ostenta más del 40 % de la representación en Gipuzkoa tendrá que decir qué está dispuesto a hacer para que no muera el convenio y miles de trabajadores y trabajadoras queden a los pies de los caballos de la patronal.
Para LAB el ámbito de negociación provincial y el de empresa son dos ámbitos compatibles y uno no excluye al otro.

El convenio provincial del metal ha de regular las condiciones laborales mínimas para todos y todas las trabajadoras del metal de Gipuzkoa sin que se pueda negociar condiciones inferiores en el ámbito de negociación de empresa.

Si en las siguientes semanas las negociaciones no van por buen camino no tendremos otro remedio que endurecer las movilizaciones y para ello buscaremos la unidad sindical.