Según la declaración Universal de Derechos Lingüísticos de Barcelona: "A toda comunidad lingüística le corresponde el derecho de utilizar, de una manera oficial, su idioma en su país. A toda comunidad lingüística le compete el derecho a establecer el uso de su idioma en todas las actividades socio-económicas. A toda persona le corresponde el derecho a desarrollar su profesión o actividades profesionales en el idioma propio del país".

El Euskara es el idioma propio de Euskal Herria, la ciudadanía de Euskal Herria formamos una comunidad lingüística. Las personas trabajadoras somos ciudadanos y ciudadanas, y cuando entramos en el mundo laboral, aún estando entre cuatro paredes, no perdemos nuestros derechos lingüísticos.

En este sentido, las y los trabajadores tenemos derechos lingüísticos propios, es hora de que los defendamos y luchemos por ellos, tal y como hacemos con otros derechos laborales:

• Las personas trabajadoras tenemos el derecho a saber euskara: para garantizar el conocimiento del euskara, la enseñanza del mismo, es un derecho básico (cualquiera que sea la edad de dicha persona). El que una persona, un trabajador o trabajadora no tenga conocimientos de euskara, no suprime el derecho a su conocimiento y uso. Por consiguiente, como en el caso de otro tipo de formación, las personas trabajadoras tenemos el derecho a aprender euskara, gratuitamente, durante las horas de trabajo.
• Las personas trabajadoras tenemos derecho a desarrollar nuestra actividad laboral y profesional en euskara. Para ello, debemos tener en nuestras manos todas las herramientas posibles: documentos y libros de consulta, formularios, medios informáticos, herramientas y productos.
• Las personas trabajadoras tenemos derecho a desarrollar nuestras relaciones laborales en euskara. En la medida de que se trata de relaciones socio-económicas entre las y los trabajadores y la empresa, tenemos derecho a realizar en euskara las relaciones laborales entre las personas trabajadoras o con otros sujetos (contratos, nóminas, notas, comunicación interna, negociaciones, convenios, reuniones,…).
Una gran parte de nuestra vida la pasamos en el trabajo; hoy en día todavía no tenemos garantizado el derecho a trabajar en euskara. Si queremos vivir en euskara, debemos tener la libertad de trabajar en euskara. La euskaldunización del mundo laboral resulta imprescindible, si deseamos que Euskal Herria se euskaldunice.

En la medida en que las personas trabajadoras somos sujetos e impulsores del euskara, debemos responsabilizarnos en la lucha por la euskaldunización del mundo laboral y deberemos convertirnos en sujetos activos. El lugar de trabajo también es un espacio de lucha por la normalización lingüística. Todos y todas tenemos un quehacer en la normalización y en el esfuerzo de vivir en euskara.

Somos personas trabajadoras, conocemos mejor que nadie la situación que vive el euskara en el mundo laboral, somos testigos de las dificultades y trabas con las que nos encontramos para realizar nuestro trabajo en euskara. Por lo tanto, es hora de que dejemos al descubierto las vulneraciones de nuestros derechos lingüísticos. De la misma manera que denunciamos las vulneraciones de otros derechos, para denunciar la constante vulneración de derechos lingüísticos de las personas trabajadoras en el mundo laboral, hemos puesto en marcha la campaña “Euskara zure eskubidea – actívate por el euskara”, en colaboración con el Observatorio de Derechos Lingüísticos, Behatokia. Nosotros y nosotras debemos exigir que se den pasos para superar las vulneraciones lingüísticas con las que nos encontramos todos los días y debemos hacer ver los obstáculos con los que nos encontramos para trabajar en euskara

¡Ya sabes que hacer! ¡Denuncia si tus derechos lingüísticos están siendo vulnerados en tu puesto de trabajo! Para trasladar tus quejas utiliza tanto el teléfono del Observatorio como su buzón, o si no, ponte en contacto con tu delegado o delegada de LAB en tu lugar de trabajo.

¡QUEREMOS VIVIR Y TRABAJAR EN EUSKARA!