Una estrategia integral en defensa de nuestros convenios sectoriales y de empresa

Defender nuestros convenios ante el ataque que supone la última reforma laboral necesita una estrategia integral, que tenga en cuenta todos los ámbitos de negociación, asegure unos contenidos mínimos y se base en la lucha y la movilización. Sólo así conseguiremos proteger nuestros convenios y, por tanto, nuestras condiciones laborales, nuestro empleo y nuestro futuro.

PODEMOS Y DEBEMOS
DEFENDER NUESTROS CONVENIOS

Los convenios que hemos conseguido en nuestro ámbito, tanto los de sector como los de empresa, son los que nos han permitido tener una condiciones de trabajo y de vida mejores.

Los convenios provinciales son la referencia principal para todo el sector y su desaparición supondría el empeoramiento generalizado de las condiciones laborales de todas las personas vinculadas al mismo. Los convenios provinciales regulan las condiciones de la mayoría de los trabajadores y trabajadoras. Por eso, precisamente, son los más atacados por la reformas que buscan que se pierda esa cobertura general.

Asimismo, la defensa de los convenios de empresa es primordial, ya que éstos constituyen un complemento a los convenios provinciales. Partiendo del suelo común del convenio sectorial, es posible –y así venimos haciéndolo en Euskal Herria- mejorar en las empresas los contenidos del convenio provincial. Si no existiese un convenio provincial de referencia, las condiciones laborales de los convenios de empresa también se verían, antes o después, sumamente perjudicadas.

Además, una estrategia basada únicamente en los convenios de empresa, supondría dar cobertura únicamente a unos pocos trabajadores y trabajadoras y dejar desamparada a la mayoría, que es, precisamente, lo que buscan las sucesivas reformas. El tejido económico de Euskal Herria son principalmente pequeñas y medianas empresas en las que es muy difícil, y en muchos casos imposible, negociar un convenio de empresa.

DEFENDER TODOS LOS ÁMBITOS DE NEGOCIACIÓN ES LA ÚNICA ESTRATEGIA EFICAZ
LAB no ha renunciado nunca y sigue sin renunciar a ningún ámbito de negociación. Ni antes ni después de la reforma hemos renunciado a negociar en las empresas; a lo que nos resistimos y resistiremos es, tal y como pretende la patronal, a negociar sólo en las empresas. Negociar solo en las empresas, sin el suelo común del provincial, es abrir una vía a la patronal para que intente imponer, mediante la amenaza, contenidos regresivos, ya que la empresa es un ámbito en el que, muchas veces, la correlación de fuerzas puede resultarnos más desfavorable.

Actualmente, ELA se alinea con la pretensión patronal y de la reforma haciendo dejación de esta realidad y apostando únicamente por negociar convenios de empresa. Afirman que han firmado 100 convenios de empresa que blindan las condiciones laborales de esos trabajadores y trabajadoras. Esto solo supone el 1% de las empresas con más de 10 trabajadores y trabajadoras, ¿qué pasa con el 99% restante? ¿qué pasa con el 90% que depende en su totalidad del convenio sectorial provincial? ¿acaso no tienen derecho a tener convenio?

Tenemos muy claro cómo hay que hacerlo y, por eso, instamos a un proceso en el que luchemos en todos los ámbitos de negociación de la siguiente manera:

1. Luchar por un convenio provincial que sea la referencia principal para mantener y mejorar nuestras condiciones de trabajo, además de limitar los efectos de la reforma
2. Como complemento a esa referencia principal, impulsar otros ámbitos de negociación complementarios allí donde sea posible (empresa, centro…), siempre con el compromiso de no empeorar lo establecido en el convenio provincial.

 

DEFENDER NUESTROS CONVENIOS CONLLEVA DEFENDER SUS CONTENIDOS
El debate no es única y exclusivamente de ámbitos de negociación. Si en nuestro ámbito hemos conseguido unos convenios, tanto provinciales como de empresa, que nos han permitido tener unas condiciones de trabajo mejores, es porque, mediante la lucha, hemos dotado a nuestros convenios de mejores contenidos.

La vía para garantizar la pervivencia de los convenios no es relativizar sus contenidos o renunciar a los mismos hasta el extremo que quiere la patronal, tal como hicieron CCOO y UGT en Madrid con el acuerdo de moderación salarial del año pasado o regalando más flexibilidad a las empresas. Queremos mantener nuestros convenios, pero queremos que esos convenios sean dignos.

UNA PROPUESTA INTEGRAL A LOS DEMÁS SINDICATOS
Hemos realizado un propuesta integral a ELA, CCOO y UGT en defensa de la negociación colectiva, propuesta que:

1. Defiende todos los ámbitos de negociación, para que el mayor número posible de trabajadores y trabajadoras de Euskal Herria puedan negociar en su ámbito los salarios y las condiciones laborales.
2. Una negociación que garantice unos contenidos mínimos. Como referencia tomamos los 5 convenios sectoriales firmados por los cuatros sindicatos: con subidas salariales con el IPC como referencia y con claúsulas de blindaje frente a la reforma, en la prolongación de la ultraactividad y en la ausencia de arbitraje obligatorio en las cláusulas de descuelgue.
3. Una propuesta que, para que sea posible, debe pivotar en la movilización. La lucha es necesaria para superar el bloqueo de la patronal y para que los dos puntos anteriores sean posibles. La movilización es la única garantía para poder blindarse ante la reforma.

Por tanto, hemos hecho un llamamiento al resto de sindicatos para acordar un planteamiento de lucha a favor de esta estrategia integral. Las y los trabajadores de Euskal Herria se lo merecen.

Esta propuesta se basa en unir la lucha de todos los sectores cuyos convenios pierden su vigencia el 7 de julio, para poder dar una respuesta más fuerte y contundente. Tirando de la huelga en el metal de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, para el día 21 de junio, pretendemos que confluyan ese día en una gran movilización los demás sectores, bajo el lema “en defensa de nuestros convenios sectoriales y de empresa”. Junto a esto, convertir el día 28 también en un día de movilización y de paros y huelgas en estos sectores.

LAB llama a todas y todos los trabajadores a que los días 21 y 28 de junio a que se movilicen para que ninguna plantilla, grande o pequeña, de cualquier sector, pierda la referencia que durante décadas han marcado la negociación colectiva y nuestros convenios. Es posible y lo vamos a lograr.

Que Confebask, Adegi, Cebek, Sea y el resto de patronales oigan nuestro mensaje:

¡NO VAMOS A RENUNCIAR A NUESTRAS CONDICIONES DE TRABAJO!
¡VAMOS A DEFENDER NUESTROS CONVENIOS, AHORA Y TRAS EL 7 DE JULIO!