Mientras se habla que el derecho a la vivienda es un derecho objetivo, el mismo gobierno que lo hace, el presidido por Patxi Lopez, pacta con Bancos y cajas de Ahorro la concesión de créditos para las personas que quieran acceder a una vivienda de VPO en condiciones ventajosas para las entidades financieras y desfavorables para las personas compradoras.
Los créditos que van a conceder estas instituciones financieras no podrán pasar del 80% del valor de la vivienda con lo cual a las personas jóvenes prácticamente se les impide acceder a una vivienda de VPO; además los intereses a pagar son superiores a los que se venían pagando anteriormente.

Rechazamos el pacto alcanzado porque significa endurecer las condiciones de acceso a viviendas protegidas y de VPO y porque se limita a preservar los intereses de las entidades prestatarias.

Se sigue sin abordar una política efectiva y real de vivienda que a través de una red pública de viviendas de alquiler, por ejemplo, permita hacer efectivo un derecho universal a una vivienda digna.

Gasteiz, 15 de febrero de 2011