No sabemos si lo que pretenden es dar un aviso a navegantes ante la inminente negociación del pacto de empresa o adoptar una medida ejemplarizante para conseguir una plantilla lo más sumisa posible, contando con la impuesta desprotección de los trabajadores, la colaboración de los indispensables latigueros y la inhibición de ciertos representantes sindicales.
El motivo, argumentado y considerado de tal gravedad por la dirección de LIDL SAU ALMACEN LLODIO como para ser merecedor del despido de una trabajadora, es "su mal carácter". Después de 11 años en la empresa, este argumento es inaceptable. Lo cierto es, que a la trabajadora se la ha despedido por reclamar el reconocimiento de la categoría correspondiente, a las tareas que desarrollaba en el departamento de administración desde hace tres años y la dirección de LIDL Llodio quiere demostrar a las demás trabajadoras, las consecuencias que conllevan el reclamar los derechos que nos corresponden y que tenemos que aceptar de buen grado lo que la empresa tiene a bien concedernos y además estarle agradecidas.

Desde LAB queremos denunciar esta nueva demostración de soberbia de la patronal, en este caso de la dirección de LIDL SAU ALMACEN DE LLODIO y nos comprometemos a impulsar la respuesta adecuada y a la exigencia de la readmisión de la trabajadora.

Laudio, 15 de febrero de 2011

Sección Sindical de L.A.B. en Lidl SAU Llodio