Tras más de 2 años de conflicto en Panda Security y gracias a la lucha llevada por la plantilla con el Comité a la cabeza y respaldados por el sindicato LAB, los trabajadores y trabajadoras cobraran íntegramente la antigüedad que por convenio les corresponde.

Tal y como llevamos defendiendo desde el principio, se trataba de un conflicto colectivo y como tal lo hemos afrontado mediante acción sindical llevada en la empresa y acompañada de la vía judicial, que ha respaldado lo que los trabajadores llevamos exigiendo a la empresa desde hace años: que no nos pueden robar la antigüedad que por convenio colectivo nos corresponde.

Ha sido una larga lucha con múltiples movilizaciones en defensa de nuestros derechos, y finalmente el conflicto se zanja mediante una desestimación del recurso presentado por la empresa en el tribunal supremo. El recurso lo presentaron contra la sentencia que afirmaba no ser absorbible ni compensable bajo ningún concepto la antigüedad o trienios establecidos en el convenio colectivo de oficinas y despachos de Bizkaia.

Una vez más, la constancia y lucha dan sus frutos. Desde LAB seguiremos trabajando en la defensa de los derechos de los y las trabajadoras de Panda Security.